quiénes somos. La Provincia

Triunfo del individualismo pastoral, 1790-1898

Durante el siglo XIX los recoletos consiguen en Filipinas una significación socio-religiosa que nunca han vuelto a alcanzar ni en país ni en periodo alguno de su historia. Sus religiosos se multiplican por cinco, subiendo de 58 en 1820 a 330 en 1897.

Convento de San Sebastián, Manila. Convento de San Sebastián, Manila.

Sin abandonar su antiguo compromiso con las cristiandades de Visayas, fortifican su presencia en las prósperas provincias de Luzón. Día a día los recoletos entran en relación más estrecha con el Gobierno y, en consecuencia, comienzan a jugar un papel más importante en la colonia. Durante la segunda mitad del siglo casi siempre hubo un recoleto al frente de una u otra de sus cinco diócesis.

La evangelización de la isla de Negros es su logro más brillante. En cincuenta años (1848-1898) fundaron en ella 60 parroquias, otros tantos pueblos y un colegio de segunda enseñanza; construyeron kilómetros de carreteras y fomentaron el cultivo de la caña de azúcar y de otros productos que transformaron completamente su economía. Su actuación en Palawan, Mindoro, Zambales y Bohol también fue admirable.

Los recoletos participan con entusiasmo en la vida del archipiélago, se preocupan del bienestar material y social de sus fieles, comparten su vida día tras día con sencillez y sin alharacas, y los más generosos se lanzan a roturar nuevos campos apostólicos. San Ezequiel sería su representante más eximio.

Convento Virgen La Blanca, Marcilla.
Por desgracia, prestaron poca atención al cultivo de su identidad espiritual, que paulatina pero inexorablemente fue quedando relegada al margen de su vida diaria. El individualismo y una espiritualidad de tinte sacerdotal desplazan casi por completo a la ascesis recoleta y a sus tradiciones comunitarias. En la soledad de sus parroquias serpea siempre el peligro de sentirse más sacerdotes que religiosos. Su formación humana también dejaba que desear. Una mal entendida urgencia pastoral les movió a abreviar demasiado su formación académica y religiosa. Una y otra comenzaron a mejorar con la apertura de los colegios de Marcilla (1865) y San Millán (1878).

El periodo termina con la revolución filipina (1896-1898), que condujo al cambio de soberanía en el archipiélago.


1898 – 1965: de la extenuación al florecimiento
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.