quiénes somos. La Provincia

La vida interna de la Provincia, comunidades y religiosos, a la luz del postconcilio

Vida espiritual y espiritualidad agustino-recoleta

En un largo periodo nada más finalizar el Concilio Vaticano II, la escasa estima de la religiosidad popular llevó a difuminar la espiritualidad propia ante los fieles, con pérdida de asociaciones, cofradías y aun fraternidades. La participación en la pastoral diocesana ayudó al olvido del cultivo y pérdida de lo propio.

Especialmente a partir del último tercio del siglo XX y hasta la actualidad, la Provincia ha cultivado los valores de su identidad espiritual, urgida en parte por los fieles, con actividades muy variadas de formación propia que se han plasmado en la revitalización de las fraternidades, en el nacimiento y desarrollo de las JAR (Juventudes Agustino-Recoletas), en la labor socioevangelizadora de la ONGD Haren Alde y otros grupos y actividades de apoyo a las misiones y obras sociales y, a partir de la segunda década del siglo XXI, en la creación, desarrollo y fortalecimiento de los Centros de Espiritualidad Agustino-Recoleta (CEAR).

Encuentro de las JAR (Juventudes Agustino-Recoletas) de México en Querétaro, Qro. Encuentro de las JAR (Juventudes Agustino-Recoletas) de México en Querétaro, Qro.

Haciéndose eco de las enseñanzas del Código de Derecho Canónico, de la Exhortación Apostólica Vita Consecrata y de la Instrucción Vida fraterna en comunidad, las Constituciones (n. 279) recuerdan que “el estilo propio de santificación y apostolado de la Orden exige a esta una inserción precisa en la vida de la Iglesia. […] Nuestras comunidades pueden y deben ser centros de oración, recogimiento y diálogo personal y comunitario con Dios, ofreciendo generosamente iniciativas y servicios concretos en la línea de lo contemplativo y comunitario, para que el pueblo de Dios encuentre en nosotros verdaderos maestros de oración y agentes de comunión y de paz en la Iglesia y en el mundo”.

En esa dirección camina la creatividad de los religiosos para servir a la sociedad circundante. Así la Orden ve fortalecida la identidad religiosa de sus miembros y en los fieles de nuestros ministerios, mientras que las iglesias locales se enriquecen con el aporte de nuestro carisma.

En este sentido, los CEAR se han establecido precisamente para vivir el espíritu agustino-recoleto en la vida de los religiosos y de los fieles. Su finalidad es “ofrecer formación y experiencia espiritual desde el carisma agustino recoleto”. Cuatro son los puntos básicos sobre los que giran sus ofertas formativas: los talleres de oración agustiniana; el acompañamiento personal; la asistencia y el enriquecimiento en valores a la persona; y el valor de la interioridad.

Casa de la Recolección, principal sede de los CEAR para el centro de México. Ahuatepec de Morelos, Cuernavaca, Morelos.
Los primeros CEAR se constituyeron en México y a continuación en Costa Rica (2010) y España (2015). En México las sedes principales están en Ahuatepec de Morelos (junto a Cuernavaca) y Querétaro; en Costa Rica, cuenta con instalaciones dentro del complejo del postulantado de Pozos de Santa Ana y en los locales de la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen en Alajuela, aunque lleva a cabo una curiosa dimensión itinerante por todo el país; y en España en la parroquia de Santa Rita y en la casa de formación de Las Rozas (Madrid). Una lección importante derivada de esta experiencia señala la gran avidez de conocimiento pero, sobre todo, de búsqueda de Dios de quienes se acercan a los CEAR para participar de sus servicios.

A partir del Capítulo General de 2010 la Provincia se esfuerza en lograr la revitalización promoviendo variadas actividades formativas y de evangelización, subrayando la riqueza de la espiritualidad y el carisma propios. Y en el Capítulo General de 2016 se plasman las resoluciones de reestructuración con la nueva organización de las Provincias religiosas de las que se compone tradicionalmente la Orden de Agustinos Recoletos.

Una de las cuatro que conformarán la Orden a partir de 2018 es la de San Nicolás de Tolentino, a la que se une la de San Agustín, con comunidades y ministerios en Estados Unidos y uno en la Ciudad de México.

Formación inicial propia (seminarios y vocaciones)

Durante el largo postconcilio, la formación de los aspirantes a la vida religiosa en la Provincia de San Nicolás de Tolentino se fue ampliando a diversos países en los distintos grados del proceso formativo, desde los seminarios menores donde estudiaban adolescentes y jóvenes los ciclos de enseñanza obligatoria hasta la última etapa de formación inicial del religioso, con los estudios teológicos y la formación propia antes de su integración definitiva en la Orden como profesos solemnes.

Monteagudo y Marcilla fueron la sede del noviciado y del teologado, hasta el traslado de este último a la casa de formación San Agustín de Las Rozas (Madrid). Monteagudo queda constituido como uno de los tres únicos noviciados de la Orden en 2012, siendo el Gobierno general quien nombra al equipo formativo desde ese año y reafirmando su carácter multi-provincial.

Noviciado para Europa de los Agustinos Recoletos en Monteagudo, Navarra, España.
Con el paso de los años fueron disminuyendo gradualmente las vocaciones españolas y de procedencia anglo-irlandesa a la par que aumentaban, por este orden cronológico, las de Filipinas, México, Costa Rica y Brasil; así se ha consumado un importante proceso de internacionalización de la Provincia.

La formación ha sabido mantener un equilibrio entre tradición y modernidad que la ha salvado de muchas crisis. Ha colaborado con otras provincias abriendo el noviciado y teologado a sus novicios y religiosos en periodo de formación inicial –San Agustín, Santo Tomás, San José, la Consolación– y prestando formadores a las provincias de San Agustín (Estados Unidos) y Santa Rita (Brasil). En la actualidad, estos procesos de colaboración interprovincial se siguen fortaleciendo y guiando desde el propio Gobierno general.

España. Hasta 1970, España fue un semillero vocacional con años de fuerte crecimiento de la Provincia en número de religiosos y hasta cinco casas de formación al mismo tiempo. Pero la progresiva secularización y la disminución de la perseverancia a pesar de la labor abnegada de los formadores obligaron a tomar dolorosas medidas ante la incomprensión de muchos. Lo cierto es que una nueva comprensión sobre la vocación religiosa, la inseguridad y debates entre los formadores y los religiosos encargados del gobierno sobre la viabilidad y oportunidad de los seminarios de niños y adolescentes y el propio camino recorrido por la sociedad española causaron el cierre de todos estos seminarios menores en el país de forma paulatina: Fuenterrabía en 1982, Valladolid en 1992 y Lodosa en 1993.

Antiguo seminario menor de Lodosa, Navarra, España.
Filipinas. Para 1985 los vocacionados filipinos podían seguir todo el proceso formativo en su país, dado que había seminario menor (San Carlos, fundado en 1960); postulantado para el estudio de la Filosofía (Baguio, 1965); noviciado (Baguio desde 1953 y Antipolo a partir de 1991); y última etapa de la formación inicial y estudio teológico (Mira-Nila, 1985). De esta manera la Recolección filipina estaba preparada para su oportuna independencia, hecho que ocurriría en 1998 con la erección de la Provincia de San Ezequiel Moreno.

Noviciado de Antipolo, Rizal, Luzón, Filipinas.
México. Este país ha sido testigo de ciertos vaivenes en el cuidado de la promoción vocacional y de la formación inicial. De 1950 a 1955 San Felipe del Progreso fue el primer semillero de vocaciones, y llegó a existir noviciado en Aculco (1951). Pero desde 1959 las vocaciones mexicanas realizan en España todas las etapas formativas a partir del noviciado. Respecto a las etapas anteriores, desde 1955 existe el Aspirantado San Pío X de Querétaro, actualmente el único “seminario menor” que subsiste dentro de la Provincia. En 1981 se abre una comunidad para los estudios filosóficos en Coyoacán, en la Ciudad de México, hasta que se traslada al nuevo y bien equipado Postulantado San Agustín de la misma Ciudad de México en 1987.

Aspirantado San Pío X, Querétaro, Qro., México.
Costa Rica. A pesar de alguna vocación madurada anteriormente, en Costa Rica se plantea cultivar las vocaciones de una forma más sistemática a partir de 1984, aprovechando la infraestructura de Ciudad de los Niños. En 1991 se inaugura un nuevo seminario postulantado en Pozos de Santa Ana (San José) bajo la advocación de San Ezequiel Moreno. Del noviciado en adelante, los vocacionados costarricenses se unen a sus compañeros del resto de la Provincia en España.

Postulantado San Ezequiel Moreno, Pozos de Santa Ana, San José, Costa Rica.
Brasil. La acogida de vocaciones brasileñas en la Provincia de San Nicolás de Tolentino comenzó de una manera más programática a partir de la instalación, en 1999, de la Provincia en Guaraciaba do Norte (Ceará), donde el ambiente eclesial era mucho más propicio hacia la vida religiosa que en el Amazonas, único lugar de presencia hasta ese momento. Animados por las buenas perspectivas, se abrió el aspirantado San Ambrosio. En 2002, dados los prometedores resultados obtenidos en Guaraciaba, la Provincia abre un Filosofado en Fortaleza, capital del Estado de Ceará, donde funciona la Facultad de Filosofía interdiocesana. Pese a la importante inversión en recursos y personas, finalmente en 2016 se decide que los estudiantes de Filosofía de la Provincia de San Nicolás de Tolentino en Brasil lleven a cabo la etapa previa al noviciado en el Filosofado de Franca (São Paulo), de la Provincia de Santa Rita. En Guaraciaba sigue existiendo el aspirantado.

Aspirantado San Ambrosio, Guaraciaba do Norte, Ceará, Brasil.
China. Con la reapertura y normalización de las comunicaciones en ambos sentidos de la frontera China, las visitas de religiosos de la Provincia a sus hermanos en China y la salida de estudiantes y religiosos chinos al resto del mundo se hacen de forma regular a partir del inicio del siglo XXI. Esto ha permitido no solo que los religiosos en China accedan a una mejor formación continua y más materiales de formación inicial, sino que incluso diversos candidatos chinos a la vida religiosa agustino-recoleta hayan llevado a cabo su proceso formativo con el resto de sus compañeros de la Provincia en casas formativas de España. Esto les ha permitido aprender el idioma español, elevar el nivel de acceso a la información y de recursos formativos, mejor acceso a las fuentes carismáticas y eliminar por completo el tradicional aislamiento de la vida consagrada en China.

Miembros, candidatos y simpatizantes de la Familia Agustino-Recoleta de procedencia china celebran el año nuevo chino en la Casa de Formación San Agustín de Las Rozas, Madrid, España. Una fiesta que ha ganado su lugar en las convivencias y celebraciones anuales de esta comunidad.
Inglaterra. Las vocaciones de la entonces Vicaría de Inglaterra, que hasta 1970 fueron en número apreciable, muchas de ellas de procedencia irlandesa y norirlandesa, se fueron espaciando hasta un número casi testimonial a partir de los años 90. Pese a que en el seminario de Honiton mejoraron y ampliaron de forma notable las instalaciones en 1960, desde el final de la década de los 70 se ha dedicado en la práctica a casa de espiritualidad y centro de cursos de verano. Pioneros en la búsqueda de candidatos mediante anuncios en prensa católica, los candidatos procedentes del Reino Unido han llevado a cabo tradicionalmente sus estudios filosóficos en Londres y el resto de su camino formativo con los compañeros del resto del mundo en España.

Instalaciones del antiguo seminario de Honiton, hoy casa de espiritualidad y escuela de verano.
Estados Unidos. Las vocaciones que han surgido para la Provincia de San Nicolás de Tolentino en este país han sido principalmente de origen hispanoamericano. Al comienzo del siglo XXI la Provincia decide apostar por su servicio en Union City (Nueva Jersey) muy dirigido hacia el apostolado hispano. Los Recoletos instalan su comunidad San Nicolás de Tolentino y preparan la casa para que pueda recibir aspirantes a la vida religiosa. La perseverancia ha sido baja, al tiempo que en muchos de los casos se ha optado por soluciones personalizadas, según el número de vocacionados; así, algunos han llevado a cabo casi todo su proceso en España o, incluso en alguna ocasión, en México.

Convento de San Nicolás de Tolentino en Union City, Nueva Jersey, Estados Unidos.

Una Provincia dentro de una Familia

Uno de los rasgos de la Provincia de San Nicolás de Tolentino ha sido su generosa colaboración con el gobierno de la Orden y con las provincias hermanas. Sus casas de formación, especialmente Monteagudo y Marcilla, han estado siempre abiertas a colaborar en la formación de vocaciones de las otras Provincias, en especial a partir de 1953.

Igualmente acudió en ayuda de otras provincias (Santa Rita, San Agustín, San José, San Ezequiel Moreno) aportando religiosos, tanto para la formación como para el trabajo socioevangelizador en los lugares más difíciles. Colaboró en la misión de Chota (Perú) enviando dos voluntarios; envió otros diez a la misión de Lábrea en el Amazonas brasileño, hasta hacerse cargo de ella; y ha colaborado hasta el 2015 con recursos humanos y materiales importantísimos a la única misión africana de la Orden, en Sierra Leona.

Durante casi un lustro uno o dos contenedores anuales de ayuda social y alimentaria de los centros educativos de la Provincia de San Nicolás de Tolentino en España llegaba hasta la misión sierraleonesa de Kamabai.
En diciembre de 1998 nació la Provincia de San Ezequiel Moreno integrada por comunidades y ministerios de la Provincia de San Nicolás de Tolentino en Filipinas, Taiwán y Sierra Leona. Fue un proceso natural y una muestra de la madurez y capacidad de autogestión por parte de las comunidades que formaban la nueva Provincia, así como una fórmula que permitía cierto desahogo estructural a la Provincia madre, que hasta ese momento tenía casas en cuatro continentes y una magnitud que no facilitaba la gestión ordinaria.

Un interés fraterno ha mostrado la Provincia de San Nicolás de Tolentino en el servicio a las monjas agustinas recoletas, especialmente desde la organización de sus dos Federaciones nacionales. En la de España, dos religiosos (1992-1999 y desde 2005 hasta hoy) las han atendido como asistentes. Y en México, desde la constitución de la Federación en 1988, el asistente ha sido siempre un religioso de la Provincia. Hay colaboración cotidiana entre algunas comunidades de la Provincia que sirven de capellanes ordinarios a monasterios concretos, y en el área de la formación permanente se han llegado a establecer en México incluso programas y actividades conjuntas.

Así, la formación humana, carismática y espiritual –charlas, ejercicios espirituales, cursillos de formación—, la atención ministerial en las capellanías y el apoyo económico para el sostenimiento de los monasterios y de sus infraestructuras han sido muy importantes mediante una generosa y continuada contribución, en parte en agradecimiento a la crucial aportación espiritual de la rama contemplativa de la Familia Agustino-Recoleta en forma de oración y testimonio de vida.

Encuentro formativo para monjas agustinas recoletas de la Federación de México en la Casa de la Recolección en las cercanías de Cuernavaca, Morelos, México.

Una Orden de Agustinos Recoletos reestructurada
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.