quiénes somos. La Provincia

La crisis postconciliar

Pronto se pusieron sobre el tapate problemas que agitaban entonces la vida religiosa, con los cambios, las experiencias, los fermentos renovadores, los aciertos y desaciertos en la aplicación de las directrices conciliares. Apareció lo que se ha llamado “la crisis postconciliar”, consecuencia de un estado ya avanzado de secularización de la sociedad y de una desfiguración de aquellas directrices conciliares.

Vida en los seminarios de la Provincia a finales de los 60 y comienzos de los 70: Fuenterrabía (Guipúzcoa). Vida en los seminarios de la Provincia a finales de los 60 y comienzos de los 70: Fuenterrabía (Guipúzcoa).

Así, los consejos evangélicos dejan de considerarse como consagración a Dios para ser vistos desde una perspectiva meramente sociológica y psicológica; se abandonan con cierta ligereza costumbres y normas que encarrilaban la vida comunitaria. Aunque las Constituciones habían logrado un equilibrio entre tradición y actualización, en la práctica, con cierta frecuencia, no se tuvieron en cuenta sus ideas ni sus normas. Los síntomas que más alarmaron a los religiosos y a los responsables fueron la disminución evidente de las vocaciones y la deserción de muchos religiosos. Son hechos que aún perduran.

Vida en los seminarios de la Provincia a finales de los 60 y comienzos de los 70: Valladolid.
La Provincia de San Nicolás de Tolentino, como las otras de la Orden y prácticamente todas las comunidades religiosas, se ha encontrado con cambios imprevistos en su misma situación interna: elevación del promedio de edad de sus miembros, disminución de vocaciones y cambios estructurales respecto a la forma de llegada de los nuevos candidatos con la desaparición de los tradicionales “seminarios menores”, merma consiguiente de sus efectivos, diversidad en los estilos de vida y en las obras y, con frecuencia, incertidumbre acerca de su identidad. El resultado ha sido una experiencia compleja, con muchos aspectos positivos y algunos otros notablemente dudosos.

Como han señalado voces autorizadas, el gran drama fue la pérdida de la oración como entraña de la vida espiritual, con el argumento de que la esencia del cristiano está en actuar, y que toda acción es oración. Ese desmedulamiento sumió a muchos en una anemia profunda. Fue un vendaval que tuvo especial intensidad en los años inmediatos al Concilio (1965-1975).

Aunque en la Provincia de San Nicolás también se dieron los dos extremos que, en términos generalizados podemos llamar de “avanzados” y “tradicionales”, en conjunto predominó un espíritu comunitario equilibrado, especialmente en la formación.


Los resultados visibles de la renovación conciliar en el servicio al Pueblo de Dios
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.