espaol portugus english email
“Mis vivencias en Tapauá han sido una escuela como persona, como cristiano y como religioso”


“Mis vivencias en Tapauá han sido una escuela como persona, como cristiano y como religioso”
17-04-2018 Brasil
Jorge Luis Quirós (Tejar del Guarco, Cartago, Costa Rica, 1988) es un religioso agustino recoleto que vive actualmente una de las últimas etapas de su formación inicial, el año de integración comunitaria y pastoral. Esta experiencia la lleva a cabo en la Amazonia brasileña, y así relata su intensa vivencia.
Hace unos meses llegué a Tapauá, un municipio de poco menos de 20.000 habitantes repartidos por casi 90.000 kilómetros cuadrados (el tamaño de Portugal o de Andalucía) en mitad de la selva de la Amazonia brasileña.

Nuestra comunidad religiosa sirve al pueblo de Dios de la Parroquia de Santa Rita, que tiene la extensión más o menos del municipio, dentro de la Prelatura de Lábrea, territorio misional donde los Agustinos Recoletos trabajan con la Iglesia local desde hace casi 100 años.

Hasta el momento es una experiencia maravillosa de encuentro con Dios; un Dios creacional, que se hace presente en la misma Naturaleza, en el río, en el pueblo, en la comunidad, en cada persona.

Además de un tiempo de inserción comunitaria, está siendo un tiempo de conexión con Dios, un verdadero encuentro con Jesucristo, presente en medio de este pueblo amazónico.

Para llegar hasta esta tierra tomé un barco que navegó durante cuatro días por los ríos NegroSolimões (Amazonas) y Purús. Era una experiencia que deseaba vivir y disfruté mucho, aunque la navegación aguas arriba y algunos de los alimentos que tuve que tomar esos días hicieron del viaje algo más lento y complicado.

El barco, del tipo que aquí llaman “recreo”, los grandes autobuses del Amazonas, salió del puerto de Manaos un miércoles de diciembre a las 18:00 horas, justo al anochecer, y llegó a Tapauá el sábado por la mañana.

Recuerdo ver al agustino recoleto Efraín Cervantes en el puerto esperándome, con una sonrisa grande al ver a su nuevo hermano de comunidad que llegaba para compartir vida, misión, oración y convivencia.

A los pocos días de estar en Tapauá llegó el agustino recoleto Rogelio Morgan con deseos de ayudar y hacer comunidad, mientras otro de los religiosos, Luis Antonio Fernández, recuperaba su salud fuera del Amazonas. Los tres (Efraím, Rogelio y Jorge) hicimos de la Navidad y de fin de año un tiempo de alegría, fraternidad y trabajo.

Iniciamos 2018 con la Asamblea de los religiosos agustinos recoletos en Manaos. Después participamos en la mini-asamblea de la Prelatura en Lábrea y con alegría regresamos a tierras tapauaenses Luis AntonioEfraín y yo.

Intentamos emprender y encender los motores de la comunidad y de la parroquia, y así fue; pero Luis Antonio tuvo que ir a España para continuar con la recuperación de su salud.

Llegó como refuerzo, desde Manaos, el agustino recoleto Refugio González, que está en Tapauá ayudando y construyendo comunidad. Juntos intentamos llevar con alegría el mensaje de Jesús, tanto en las pequeñas comunidades rurales a lo largo de los ríos y lagos como en el centro urbano y sede municipal de Tapauá.

Todas las vivencias de estos meses han sido para mí una escuela como persona, como cristiano y como religioso. Esta es una oportunidad que Dios me da para aprender a vivir con lo necesario, despreocupado de muchas cosas que me despistan de lo esencial; y lo esencial es mi relación con Dios en la oración, en la misión y, en concreto, en el trato con cada persona.

Soy muy afortunado por esta experiencia, que, estoy seguro, en lo secreto, Dios me estaba preparando. Cada niño, cada joven, cada adulto y cada anciano tienen una historia que contar, y yo muchas por escuchar y aprender.

La base de la misión es la oración. Así que, amigo y hermano, tenemos que rezar unos por los otros. Me despido: la gente me llama. Comparto para terminar una poesía que escribió hace unos años Dhéssica Paivauna alumna del Centro Esperanza de Tapauá para describir su tierra y su mundo.

Su amigo y hermano:
Fr. Jorge Quirós.










Minha terra, meu lugar

Minha terra é muito linda
igual a ela não há
nenhuma é parecida
com a cidade de Tapauá.

Aqui se vê de tudo
que se possa imaginar:
praias, rios, florestas,
faz gosto de visitar.

O povo e alegre e festeiro
simples e trabalhador
tem festa de santa Rita 
e também do pescador.

Há muitos pontos turísticos
que posamos destacar
animais e o encontro das aguas:
a biodiversidade está lá.

É o encontro de dois rios
que é uma raridade:
o Purus e o Ipixuna,
bem na frente da cidade.

Tem a reserva biológica
com tartarugas e Matrinxãs
preservada pelo IBAMA
para as futuras gerações.

A terra e muito fértil
para qualquer plantação
milho, caju, mandioca
melancia e feijão.

Essa é a minha terra
chamada de Tapauá:
lugar de mulher bonita
e boa pra se morar.
Mi tierra, mi lugar

Mi tierra es muy bonita
no hay nada igual
ninguna es parecida
a la ciudad de Tapauá.


Aquí se ve de todo
lo que puedas imaginar:
playas, ríos, selvas
¡es lindo para visitar!


El pueblo es alegre y festivo
sencillo y trabajador;
está la fiesta de Santa Rita
y también la del pescador.


Hay muchos puntos turísticos
que podemos destacar:
los animales y el encuentro de las aguas
con toda su biodiversidad.


Se trata del encuentro de dos ríos,
toda una singularidad:
el Purús y el Ipixuna
justo delante de la ciudad.


Hay una reserva biológica
con tortugas y matrinchán
preservada por el IBAMA
para las futuras generaciones.


La tierra es muy fértil
para cualquier plantación:
maíz, anacardo, mandioca
sandías y alubias.


Esta es mi tierra
llamada Tapauá:
lugar de mujeres guapas
buen lugar para morar.



¿Y tú que opinas?

menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.