El Centro Esperanza de Lábrea cumple 10 años al servicio de las familias

Durante este tiempo, la Prelatura de Lábrea, en la Amazonia brasileña, ha abierto otros dos centros en Tapauá y Pauiní que atienden en total a unos 500 adolescentes de ambos sexos en los tres municipios
noticias | 23 dic 2004
Taller de costura del Centro Esperança de Lábrea (Amazonas, Brasil)
El Centro Esperanza es la respuesta que la parroquia Nuestra Señora de Nazaret ha dado desde 1994 al grave problema de la adolescencia en el municipio de Lábrea: “meninos de rua” [chicos de la calle], prostitución infantil, droga, absentismo escolar, bandas, falta de estructura familiar, embarazos de adolescentes, etc... En Lábrea, como en todo Brasil, los alumnos estudian en la escuela o por la mañana o por la tarde. La mayor parte de las horas del día están libres, casi siempre en la calle —la peor escuela— por el clima amazónico y porque las casas son pequeñas. El objetivo principal del Centro es sacar a los adolescentes de la calle y tenerlos ocupados en tareas formativas. La labor del Centro Esperanza es fundamentalmente educativa, con carácter preventivo, a través del trabajo en grupo, actividades culturales y deportivas, educación en valores humanos y espirituales. El Centro de Lábrea ofrece once talleres diferentes: carpintería, soldadura, artesanía en madera, marquetería, culinaria, corte y costura, bordado, macramé, confección de redes y bolsas, dactilografía e informática. Las alumnas de la cocina, además de aprender a cocinar platos, preparan la comida y la cena para los 300 compañeros. Los que son alumnos más adelantados en la escuela llevan adelante además un taller de apoyo escolar para los que están más retrasados . Varios miles de adolescentes de Lábrea pasaron por el Centro durante estos diez años. Bastantes están trabajando gracias a lo que aprendieron en sus talleres. Hay antiguos alumnos que trabajan en la Secretaría Municipal de Salud, en asociaciones, administración, dan clases en academias de informática, o tienen puestos fijos en carpinterías, talleres de soldadura, etc. El Centro Esperanza ha sido pionero en la educación informática en los municipios del río Purús: actualmente veinticinco ordenadores están a disposición de los alumnos. Se da la curiosidad de que hay padres de alumnos que son analfabetos mientras los hijos manejan los programas de ordenadores y navegan por Internet. También en la red informática mundial hemos sido pioneros en toda la región: a ella están conectados gratuitamente 15 de los ordenadores, en banda ancha por vía satélite. Algunos de los alumnos dan clases de programas informáticos a sus profesores de la escuela. Varios de los monitores del Centro han sido antes alumnos. El trabajo con las familias de los alumnos —la mayoría muy numerosas y con poca integración— ha sido muy fructuoso. Ha habido un cambio muy sensible en la actitud de los padres respecto a la educación de sus hijos: ellos son los primeros educadores y máximos responsables por sus hijos. En octubre, el Centro Esperanza de Lábrea recibió por segunda vez la visita del Gobernador del Estado de Amazonas, Eduardo Braga, que en diferentes ocasiones ha alabado en los medios de comunicación la tarea educativa desempeñada por el Centro Esperanza y lo ha colocado como ejemplo. En diciembre recibió el Premio a la mejor Institución de Lábrea. El Centro Esperanza se mantiene con ayudas. Esta victoria de 10 años fue conquistada gracias al apoyo de numerosas entidades, a las que el Centro debe su vida. A ellas los gestores recoletos del Centro muestran su gratitud: ONG “La Esperanza” de Lodosa (Navarra, España), que fue la primera madrina y también ha cumplido diez años en el pasado mes de marzo; la fraternidad germano-brasileña de Grabenstätt, los colegios de los agustinos recoletos Romareda de Zaragoza y San Agustín de Valladolid, ambos en España. No pocas parroquias regentadas por los agustinos recoletos en Europa están también en la lista de bienhechores: San Telmo, La Barrosa y San Sebastián de Chiclana de la Frontera (Cádiz, España); Nuestra Señora de Buenavista en la madrileña localidad de Getafe (España); parroquia hermana de Santa Maria della Consolazione de Roma (Italia) y la parroquia de English Martyrs’ de Londres (Inglaterra). También diversas instituciones privadas y públicas de Brasil han ayudado al desarrollo del Centro Esperanza y su mantenimiento durante estos diez años: Hermanos Maristas de São Paulo, el Gobierno del Estado de Amazonas y las autoridades locales del Ayuntamiento de Lábrea. Y, desde luego, es momento también de recordar a los familiares, amigos y bienhechores de los religiosos agustinos recoletos que calladamente han apoyado esta labor.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por JustMónica para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.