La vida en comunidad, en la clausura del Encuentro de la FAM en México

Con una Eucaristía concelebrada por los frailes de la OSA y de la OAR, 250 personas concluyen el triduo del I Encuentro Pastoral de Religiosos y Laicos de la Familia Agustiniana de México, la mitad de ellos de ministerios recoletos
noticias | 08 nov 2004
Dos de las asistentes en un momento de descanso
El I Encuentro de Pastoral para Laicos y Religiosos de la Familia Agustiniana Mexicana, celebrado en el Templo de Santa Mónica de la capital federal mexicana, terminó con un día cargado en trabajo y en oración para todos los asistentes, y con los deseos mostrados por laicos y religiosos para que tenga una vocación de continuidad. Agustín, maestro de vida comunitaria José Alfredo Ramos, OSA, de la provincia de San Nicolás de Tolentino de Michoacán, comenzó la jornada con una exposición de los fundamentos para la vida comunitaria de San Agustín y sus seguidores. Habló de la vida fraterna en común, equiparable en importancia a los consejos evangélicos —castidad, pobreza y obediencia— en los religiosos seguidores de Agustín. “San Agustín tiene como ideal la comunidad primitiva de Jerusalén: ser una sola alma y un solo corazón elevados hacia Dios para alcanzar la verdadera identidad... Nuestro carisma no se trata de una serie de actividades, sino de un modo específico de ser que nos afecta antológicamente. El carisma se hace uno con la persona. Es una impronta en el ser de la persona.” La amistad es el valor humano que reviste la vida monástica de San Agustín. Más que simple generosidad, en la vida comunitaria se vive una actitud de caridad-amor. La comunidad no es una yuxtaposición de individuos, sino un espacio donde se crean vínculos para manifestar el testimonio profético de unidad en el centro de la misma Trinidad: un espacio de verdadera conversión. Vida en comunidad y laicado Honorio Calvo, agustino recoleto, disertó a continuación el tema Hacia una vivencia de la Comunidad Laical Agustiniana. Fue una llamada a la compasión, bondad, humildad, mansedumbre, paciencia, corrección fraterna, amistad… Agustín no entiende las virtudes como algo diferente del amor de Dios. Ni el colectivismo a ultranza ni el modelo liberal individualista han dado resultados. El primero fracasó porque los derechos de la persona quedaban anulados. El segundo, porque el individualismo dejó al hombre en una actitud egoísta y solitaria. Agustín presenta un modelo alternativo que consiste en la comunidad fraternidad de personas responsables y libres. Destacó la cualidad relacional de la persona y la necesidad de crecer y desarrollar los talentos cuando se ponen al servicio de la comunidad. “Nacemos de otros para otros”. Para hacer comunidad se necesita la gracia y el esfuerzo personal: educación, amabilidad, sinceridad, control de sí mismo, delicadeza, sentido del humor y participación. Comunidad agustiniana y acompañamiento pastoral Carlos Briseño, también agustino recoleto, disertó sobre el acompañamiento pastoral del religioso discípulo de Agustín. Es necesario un diálogo interior con el Pastor para que, con Él y en Él seamos cada uno de nosotros: religiosos, religiosas, misioneros y seglares buenos pastores de almas. Cuando Agustín habla de pastorear, se refiere al guía religioso de creyentes sin crear una relación de dependencia, pero tampoco dejando solo a quien se acompaña. Los pastores deben formar en el servicio, en la capacidad crítica, en el compromiso ético, en la promoción de una cultura que conjugue la libertad con la corresponsabilidad, en la autonomía y en la interdependencia, en la búsqueda del bien común, en la defensa de los derechos humanos, en la conciencia de cuidar el medio ambiente, respetar las leyes civiles, los pagos justos… El buen pastor predica desde el testimonio personal y San Agustín es ejemplo de ello. Los mismos pastores son ovejas. “Nuestra esencia de cristianos es ser misioneros. Recemos por quienes Dios ha puesto a nuestro cargo”. Experiencias comunes de laicado y pastoral Héctor de la Torre, OSA, por parte de la Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de México; María Mercedes Andrade y Manuel Belman, OSA, de la provincia de San Nicolás de Tolentino de Michoacán, y Francisco Javier Acero, OAR, de la Vicaría de México de la Provincia de San Nicolás de Tolentino expusieron los modos de trabajo de los ministerios de sus provincias respectivas en una mesa redonda en la que se compartieron las experiencias de laicado comprometido que actualmente se tienen. Conclusiones del I Encuentro de la FAM Después, los asistentes lanzaron propuestas en alta voz y elaboraron unas conclusiones del encuentro. Se destacó la necesidad de dar continuidad a este I Encuentro de la Familia Agustiniana de México, formar comunidades laicales con el espíritu de Agustín, crear un centro de formación continua, evangelizar, intercambiar publicaciones y materiales, atender a los jóvenes y aumentar la cercanía entre religiosos y laicos. Se pidió hacer apostolado desde las comunidades, tomar en cuenta los dones de los miembros de las comunidades laicales, difundir el pensamiento agustiniano más allá de las fronteras de la OAR y la OSA, vivir la interioridad y trascendencia de modo personal para después, hacer comunidades auténticas... Cabe destacar que la Provincia de Michoacán (OSA) regaló onzas de plata a los conferencistas y que los abrazos y felicitaciones fueron repartidos al por mayor. Una solemne eucaristía cerró este I Encuentro. En ella, durante la procesión de las ofrendas, se entregaron los compromisos de laicos, religiosos, religiosas y misioneros de las dos ordenes participantes, y a una sola voz, rezamos la oración del Jubileo Agustiniano. Participación recoleta en el Encuentro De los más de 250 participantes, 92 eran seglares agustinos recoletos de las nueve fraternidades del Distrito federal, tres misioneras agustinas recoletas, tres agustinas recoletas contemplativas, más de diez de religiosos recoletos y alrededor de quince fieles y amigos de nuestras comunidades parroquiales quienes, atraídos por el pensamiento de San Agustín, han tenido la inquietud de integrarse a nuestras fraternidades.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.