El libro de las Confesiones, protagonista en el Encuentro de la FAM

Con un programa apretado y en un día de mayor recogimiento, los 200 asistentes al Encuentro de religiosos y laicos en México trataron temas de Las Confesiones de San Agustín el pasado 1 de noviembre
noticias | 05 nov 2004
Algunos de los recoletos participantes
El segundo día del Encuentro de Religiosos y Laicos de la Familia Agustiniana Mexicana (FAM) tuvo un programa más intenso y llevado a cabo con mayor recogimiento que el primero. Los temas más profundos del pensamiento agustiniano llegaron hasta un auditorio atento y también instrospectivo. En un primer momento se aprovechó el momento para una breve presentación de las congregaciones femeninas miembros de la FAM presentes: Agustinas del Socorro, Misioneras Agustinas Recoletas y las Agustinas Recoletas contemplativas. También estuvo una representación de las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús que asisten y ayudan en las misiones parroquiales y en la atención pastoral a los recoletos de la parroquia de Pantitlán. Fe y Oración en Las Confesiones Siguieron después las pláticas. Efraín Gutiérrez, OSA, habló sobre la fe y la oración de súplica en Las Confesiones de San Agustín. “Dios toma la iniciativa. Dios llama. Se adueña de lo más noble de nuestra fe: inteligencia y capacidad de amar. Con el entendimiento lo conocemos, con el corazón lo amamos. Nos seduce y nos dejamos seducir. Por la fe nos enamoramos de Él y de sus cosas.” San Agustín oró escribiendo su famoso pasaje de “Tarde te amé...”, experimentando el modo en que las personas y Dios se comunican y aman. La respuesta humana es la humildad. San Agustín se refirió a la súplica del cristiano como una petición de mendigos que se cumpla en nosotros la voluntad de Dios y que nuestra voluntad se ajuste a la de Dios. La interioridad en Las Confesiones El segundo tema, especialmente contemplativo y reflexivo, titulado No te desparrames hacia fuera, entra en ti mismo, fue pronunciado por Héctor de la Torre, OSA, quien leyó textos tomados de Las Confesiones de San Agustín y explicó a los participantes la importancia de esta obra en la espiritualidad de la Iglesia y de muchos santos que llevaban este libro bajo el hombro y en sus bolsillos. Ofreció después una serie de claves para lograr la interioridad. Lo que decimos con palabras es lo que tenemos en el corazón. Nuestras palabras expresan la realidad que vivimos interiormente. Son dos movimientos: de las cosas hacia el yo y desde el interior hacia Dios. Es ese espacio donde tenemos las preguntas más profundas en relación a la vida, nuestra propia vida, la muerte, el amor, el destino, el sentido de lo que se hace, con quién vivimos, hacia dónde vamos, qué es lo que amamos, etc... Ahí dentro están también nuestros temores: miedo a no amar a Dios sobre todas las cosas, miedo a fallarle a Dios, a no salvarse. Nuestros pecados y cualidades están dentro, pero también nuestras certezas: Dios me ama, Dios está conmigo, soy hijo de Dios... Oración eucarística Seguidamente Carlos Gonzáles Castellanos, OAR, llevó la Eucaristía al salón del Encuentro, leyó oraciones de San Agustín y entre silencios, cantos y oraciones promovió la unidad de almas y corazones hacia el único Dios Verdadero, como ejercicio plenamente agustiniano. Desde nuestro interior hacia el hermano Ya por la tarde, Tere García, agustina recoleta seglar, propuso su conferencia Trasciéndete a ti mismo, hacia Dios y al hermano. Inició su charla diciendo: “vengo con el padre Moriones, con Teodoro Baztán, con San Agustín, con mis frailes y monjas recoletos, y con mi fraternidad seglar a contarles lo que he aprendido de San Agustín para conocer y amar a Dios. Durante una hora, explicó, con palabras tomadas de sus lecturas agustinianas el tema de la trascendencia hacia Dios y con Dios al hermano. “Dentro descubro mi realidad, subo a Dios a preguntar quién soy y a que Él mismo me expmplique mi vida. Dentro me entero de viva voz de Dios que soy parte de su cuerpo y luego con Dios voy en busca de amor comunitario.” Tere García insistió en el tema del Cuerpo Místico de Cristo y dijo que el síntoma de haber hallado a Dios es el deseo de vivir en comunidad. Advocaciones marianas La última charla de este día fue sobre el tema de María Santísima en la Comunidad Primitiva y en la Comunidad Agustiniana. Gela Rius, seglar de la OSA, nos habló de las advocaciones marianas agustinas: Madre de la Consolación, Madre del Buen Consejo, Madre del Socorro. La charla se convirtió en una experiencia contemplativa mariana común a toda la familia agustiniana. Evaluación y Eucaristía Para terminar, se hizo una evaluación y se celebró una eucaristía presidida por Carlos Gonzáles Castellanos, con quien concelebraron los frailes de la OSA y la OAR que asistieron este día al Encuentro.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.