El Desierto de la Candelaria se viste de fiesta

El 12 de agosto se cumplían los 400 años de fundación de El Desierto de la Candelaria (Ráquira, Boyacá, Colombia). Agustinos recoletos venidos de todo el mundo, han conmemorado allí la efeméride con una eucaristía solemne.
noticias | 15 ago 2004
Los concelebrantes realizan la ofrenda floral ante el busto del P. Mateo Delgado
El día 12 de agosto de 1604, siguiendo el movimiento nacido en Europa, se descalzaron los primeros agustinos recoletos de América. Ocurría en el apartado convento de El Desierto de la Candelaria, a unos 7 kms. de la localidad de Ráquira, en el actual departamento de Boyacá (Colombia).

En este mismo convento, el más antiguo de la Orden, se han dado cita agustinos recoletos procedentes de distintas partes del mundo. Convocados por los hermanos colombianos y presididos por el Prior General, Javier Guerra, han agradecido a Dios estos 400 años de presencia en el continente americano.

Las celebraciones comenzaron con el canto de vísperas, el día 11 por la tarde. A continuación se llevó en procesión por los alrededores la imagen de Nuestra Señora de la Candelaria, "fundadora" del convento y titular también de la Provincia recoleta de Colombia. Después de la cena, los asistentes regresaron a la iglesia para participar en una serenata a la Virgen.

Los protagonistas de este concierto eran los jóvenes formandos de los institutos allí presentes: Agustinos Recoletos, Misioneras Agustinas Recoletas y Agustinas Recoletas de los Enfermos. La velada, en fin, se cerró con un castillo de fuegos artificiales en la plaza de la iglesia.

La jornada principal del día 12 también se abrió quemando pólvora, a las 5,30 de la mañana, con una alborada consistente en unas tracas acompañadas del voltear de las campanas. A continuación se cantó el rezo de Laudes con el Oficio de Lecturas. Y, a las 11 horas, el momento culminante del programa: la solemne eucaristía que presidía el obispo de Chiquinquirá, la diócesis a que pertenece El Desierto, monseñor Luis Felipe Sánchez. Le acompañaba, como obispo concelebrante, monseñor Olavio López Duque, agustino recoleto y auxiliar de Bogotá. Junto a ellos, el padre General y el Provincial de La Candelaria, padre David Niño. Los sacerdotes concelebrantes eran alrededor de 40. Además de ellos y de los formandos de la Orden, abarrotaban la iglesia un buen número de fieles de la zona y de peregrinos venidos de lejos.

Los concelebrantes se revistieron en el pabellón que alberga una de las cuevas habitadas por los antiguos ermitaños, a varios cientos de metros de la iglesia. Desde allí, acompañados por los fieles, vinieron en procesión hasta el templo. Y también con procesión concluiría la eucaristía, yendo todos aún revestidos al patio antiguo del convento, donde los padres General y provincial hicieron una ofrenda floral ante el busto del padre Mateo Delgado, primer agustino recoleto americano.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.