La historia de Diego

Mauricio, voluntario en CARDI, nos cuenta la historia de Diego, un joven mexicano que logró superar un cáncer. Resulta llamativa la paz y esperanza que transmiten sus palabras.
testimonios | 12 may 2010

Diego Efraín Lara Hernández es un joven de 14 años, nacido en Tampico Tamaulipas, vive un tiempo en esa ciudad y posteriormente se traslada a Poza Rica, en el estado de Veracruz.

A la edad de 13 años se empiezan a presentar cambios en su cuerpo (protuberancias en el vientre, no propias de su cambio físico por el crecimiento) a esa edad de la “rebeldía” comienza a tener problemas con su comportamiento al grado de discutir fuertemente con sus padres, Diego comenta -esa rebeldía se debía principalmente a los “cambios” y a la incertidumbre que sentía al no saber que me ocurría-. Días antes de terminar el primer grado de educación secundaria le comenta a Juan, su padre, sobre las protuberancias en su cuerpo (testículos y vientre) por lo que lo lleva al Hospital de su localidad, obteniendo poca respuesta por parte de los médicos.

Gracias a un familiar que trabaja en el hospital se trasladó a la capital para ser tratado por los doctores del Hospital Siglo XXI. Este Hospital se encarga además de derivar a CARDI (Centro de Acompañamiento y Recuperación de Desarrollo Integral A.C.) para que pueda acompañar y proporcionar medicamento sin costo alguno.

Los análisis detectan un tumor cancerígeno, una enfermedad que no perdona edad, posición social, religión, nada. A pesar de su corta edad,  Diego muestra  una madurez poco usual, una madurez que no cualquiera posee ante las adversidades de la vida. Tuvieron que pasar meses, operaciones, quimioterapias y una serie de obstáculos para que en este mes de abril del 2010, Diego lograra ganar la batalla contra el cáncer.

¿Qué sentiste cuando pisaste por primera vez el CARDI? Fue la pregunta que le formulé a Diego cuando converse con él… 

Él me contestó “Cuando pise el CARDI, me sentí querido, apoyado, el personal del allí, te hace sentir especial, con una sonrisa cambia tu vida y la forma de verla”.

A pesar de su edad, Diego nunca le reprochó nada a Dios, simplemente tomó la cosas con calma. Me explicó la ley de la atracción, y yo dije ¿Qué es eso?

Diego por su parte me dice: La ley de la atracción es… piensa en algo que quieras y lo atraerás, pero debes de ser constante, no solo pedirlo y ya, debes de tener fe, si, eso fe”.

Me di cuenta que la fe, mueve montañas, cura el cáncer y con la providencia de Dios se logran grandes cosas. Ahora Diego, con el apoyo del CARDI puede decir que ganó y no sólo ganó la batalla contra el cáncer, ganó amigos, ganó fe, ganó amor.

Mauricio Hernández,
voluntario en CARDI

Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.