El Día de la Madre en CARDI

EL 10 de mayo se celebra en México el día de la madre. En CARDI también quisieron arropar a las madres, haciéndoles sentir como en casa.
testimonios | 10 jun 2009
En CARDI se busca la cercanía con las personas que llegan a esta “La casa de todos en la gran ciudad”; acompañamos a diario a las madres de algunos pacientes que se encuentran en el Hospital Infantil y Hospital General, y para celebrar con ellas el día de las madres, algunas voluntarias se organizaron para comprar bolsas de mano, pensando en un regalo que sea útil, se les añadieron artículos de aseo personal, una manta para “el frio de la noches” y una oración. Para unirnos al festejo, este 7 y 8 de Mayo las voluntarias encargadas de acompañar mediante el programa de Vales de Comida, entregaron alrededor de 25 bolsas, como un gesto de compartir, expresaron el cariño que sienten por estas madres de familia, que lejos de casa y de sus otros hijos, luchan día a día por el bienestar de su familia. Para esta entrega estuvieron Julia, Gloria y Graciela, acompañadas por Monserrat y Lupita, quienes nos comparten lo que fue para ellas esta experiencia: Montserrat El día de las madres me remonta a esos días de primaria, donde preparar un bailable y un trabajo manual para mi mamá y mi abuelita era lo máximo, un esfuerzo doble y mucha diversión… Y hoy… hoy fue diferente, no es 10 de Mayo y sin embargo el amor materno que percibo en el aire cada vez que una de ellas llega, hoy se demuestra con palabras y alguna que otra lágrima de agradecimiento, ya que el obsequio de CARDI tiene para las mamás entrega por adelantado y en este ambiente de tranquilidad dar un detalle a estas mujeres, que a diario voy conociendo un poco más y con las cuales me he encariñado, me parece algo hermoso. Por la mañana pensé que dar este regalo era como dar cualquier regalo un día de las madres… sin embargo, al escuchar lo que cada una de ellas decía al recibirlo lo hizo mágico, “pensé que no recibiría nada estando en el Hospital…”, “Es la primera vez que me dan un regalo…”, “Yo tan lejos de mis hijos, y aquí recibo un abrazo como si estuviera con ellos…”, escuchar estas palabras me hicieron darme cuenta de lo importante que es sentirse acompañado y sostenido por una persona, y más cuando es un grupo de personas ajenas a la familia o inclusive al hospital, personas que se convierten en hermanos en quien confiar y de los cuales se recibe compañía, comprensión y detalles. Doy gracias a Dios por permitirme compartir la vida con esas mamás que permanecen por periodos prolongados en el hospital, pensando siempre en los hijos y familia que dejaron en casa. Y sobre todo, por la confianza que ellas depositan en mí al hablar de sus historias de vida, sus alegrías, sus tristezas y preocupaciones. Lupita RuizUna forma diferente de ser madre” llamaría yo a la historia que tuve oportunidad de compartir el pasado viernes. En efecto, me encontré en la tarea de entrega de vales para comida, con… llamémosle una de tantas madres. Ella viene del estado de Guerrero acompañando a su “hermana-hija” de 36 años, tan solo unos años menor que ella. La trajo al Hospital General en una crisis más de la enfermedad que padece desde hace 14 años, una forma de Lupus. Digo que es una forma diferente de ser madre porque ella me contó que ha apoyado a su hermana, la menor de varias hijas, todas ellas casadas, según sus propias palabras “será por la necesidad que “Ali” tiene de mí, Dios no me ha querido mandar un hijo” de tal manera que ha fungido como la madre de su hermana menor. La disposición, la entrega, la aceptación que implica dejar la propia casa y responsabilidades domésticas en aras del cuidado de su hermana enferma, así como respondió a la pregunta: “¿Eres mamá? fue lo que me tocó y que tal vez me hizo verla como una verdadera madre de su hermana. ¿Acaso no merece ese nombre quien voluntariamente ha asumido ese papel? Aunque lo sea de una forma diferente.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.