“Y empezamos a creer que otras metas y mayores retos no eran inalcanzables”

Las JAR de Valladolid se han lanzado a un trabajo en red por Sierra Leona que ha ido creciendo como una bola de nieve. Todo se inició con una visita a las aulas de un misionero y hoy están unidos media docena de entidades de otros lugares.
testimonios | 04 may 2007
JAR Valladolid junto al primer contenedor enviado. Dos más están en camino.
Los voluntarios JAR (Juventudes Agustino-Recoletas) de Valladolid son un grupo de 36 alumnas y alumnos del Colegio San Agustín de Valladolid. Nueve son de 4º curso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y veintisiete de 1º de Bachillerato.

El agustinos recoleto José Luis Garayoa, misionero en Sierra Leona, visitó el Colegio al comienzo de curso, en el mes de septiembre de 2006, y fue contando a los alumnos las múltiples carencias y necesidades que padecen los habitantes de esa misión africana.

Los jóvenes alumnos tomaron conciencia de ser afortunados por tener tanto y vieron la necesidad de valorarlo. El agustino recoleto Juan Luis González, miembro de la comunidad del Colegio, aceptó el reto que Garayoa había lanzado y se animó a coordinar un proyecto de ayuda.

Ellos mismos dicen cómo nacieron sus inquietudes y las soluciones que buscaron:

“Al principio no sabíamos muy bien qué podíamos hacer ni en qué podíamos ayudar. Las necesidades de la misión abrieron enseguida el frente de actuación. Empezamos a apadrinar chicos y chicas como nosotros. Con tan sólo 50 euros al año podíamos facilitarles los estudios secundarios. Y, entre grupos de clase o individualmente, apoyamos a unos cuantos. Algunos de nuestros padres y otras personas allegadas hicieron lo mismo y ya son 185 chavales los que reciben este tipo de ayuda.

Como en sus poblados no tenían acceso al agua potable, decidimos construir un pozo. Bueno, más que construirlo, financiarlo. Y elegimos una pequeña aldea de nombre rarísimo, pero que de tanto oírla ya se nos ha hecho familiar: Kamangbangbarantang. Sus habitantes han tenido que subir los materiales para construirlo sobre sus propias espaldas o en la cabeza, porque no tienen carretera que suba la enorme pendiente del pueblo. Ver esas fotos nos dejó profundamente perplejos”.


Poco a poco toda la comunidad educativa del Colegio (religiosos, docentes, administrativos, personal de servicios, padres y madres de alumnos, grupos de pastoral, antiguos alumnos…) se han ido sumando a esta marea solidaria.

Aprovechando la campaña solidaria de Navidad, y de la mano de los Antiguos Alumnos del Colegio, durante el partido de baloncesto del equipo local (Grupo Capitol) contra el Barcelona, los voluntarios estuvieron recogiendo juguetes. Algunos se enviaron a la misión y otros serán usados para una gran tómbola que tendrá lugar en las fiestas del Colegio, cuyo importe irá para la misión.

Después se realizó la Operación Kilo. Las JAR recogieron alimentos y los clasificaron, en una campaña ya tradicional en el colegio, pues se hace anualmente, pero cuyo destino ha sido, esta vez, diferente y se decidió enviarlo a Sierra Leona, en un contenedor cargado, entre otras cosas, con preciosos alimentos que, kilo a kilo, fueron trayendo los alumnos del colegio. Como siempre, los más destacados por su generosidad fueron los alumnos de infantil y primaria.

“Y empezamos a creer que otras metas eran posibles y que mayores retos no eran inalcanzables, y en ellos estamos”, aseguran mostrando esperanza en su tarea misionera.

Haciendo un rápido balance, la actuación de las JAR de Valladolid en la misión de Kamabai de Sierra Leona se puede resumir en las siguientes campañas concretas ya acabadas:

— Construcción de un pozo de agua en Kamangbangbarantang.
Apadrinamiento de 185 adolescentes en Kamabai y alrededores.
— Envío de un contenedor con comida, material escolar, medicinas,
    ropa, herramientas…
— Construcción de una escuela de estudios primarios en Kamabai

Las JAR empezaron esta tarea con empeño e ilusión. Pero además han logrado una convergencia de fuerzas y en el colegio colaboran muchas personas con ellos que les dan su apoyo. En realidad, todo este pequeño entramado es ya una obra del Colegio en total.

También debe destacarse la colaboración estrecha que existe con otras entidades externas, como la Asociación Kamabai de Parquesol —un barrio de la ciudad—, que ha impulsado y financiado muchos proyectos y que, al igual que los JAR y el resto de la comunidad educativa, fueron “seducidos” por la labor de los misioneros recoletos en el país africano. Todos juntos se muestran incansables en su ayuda y en la construcción de una Sierra Leona más justa e igualitaria.

De Madrid se han unido para colaborar el grupo que promueve el Proyecto OLÉ, la construcción del Centro de Formación Profesional y de un dispensario médico equipado. Su entusiasmo y su garra emprendedora marcan también las acciones y los proyectos de futuro de los grupos radicados en Valladolid.

“¿Hacia dónde vamos? Pues, a ciencia cierta, no lo sabemos. Nos ponemos en las manos poderosas de Dios, nos dejamos llevar por la providencia, que es sorpresiva y muy generosa, y seguro que será ella la que marcará nuestro camino, siempre y cuando José Luis Garayoa no se encargue de desviarlo, porque él es capaz de hacer cambiar de planes hasta al mismísimo creador”, dicen con simpatía hacia el misionero recoleto.

Los Proyectos de futuro con los que se está trabajando actualmente a corto y medio plazo son:

Instalación de placas fotovoltaicas en Kamabai. Lo haremos con la ayuda de la Asociación Kamabai, del Proyecto OLÉ de Madrid y con la colaboración de la Asociación para la Defensa y Educación Medioambiental “Ecologismo Positivo” (ADEM) de Sevilla (España).

• Envío de dos nuevos contenedores a Sierra Leona, facilitados por el Proyecto OLÉ, para la construcción de un Centro de Formación Profesional y de una casa para los facultativos cubanos que se espera atiendan un dispensario. Saldrán, Dios mediante, a finales de mayo.

Construcción y equipamiento de un dispensario médico, en una nueva colaboración entre el voluntariado del Colegio San Agustín y el Proyecto OLÉ de Madrid. Será esencial que, al mismo tiempo, se logren firmar algunos acuerdos con los médicos cubanos que atienden ahora de modo voluntario los fines de semana los poblados de la misión.

Envío de voluntarios. “Nosotros somos menores de edad, pero ya algunos está muy ilusionados con poder ir un día cercano. Lo que sí puede ser factible es que del grupo de Parquesol o de los Antiguos Alumnos vayan algunos en el verano. Ellos serán “nuestros misioneros” de avanzada. Algún día iremos nosotros”, dicen con ilusión.

Organización de una tómbola y mercadillo para las fiestas del Colegio. A la hora de llenar los contenedores, fácilmente se puede comprender que hay algunas prioridades y urgencias en el envío como para llenarlos de juguetes. Por eso, con los que no fueron enviados, se hará una tómbola y lo que se recaude irá para la misión. Algo similar se hará con el mercadillo, para el que ya están llegando productos y artesanías, algunos procedentes del Grupo OLÉ de Madrid.

Camino de Santiago. No todo es trabajo y ayuda humanitaria, sino también crecimiento como grupo. Por ello las JAR de Valladolid se unirán al resto de grupos JAR de España para hacer el camino de Santiago en la segunda quincena de julio. Saldrán desde Ponferrada (León) y llegarán caminando hasta Santiago de Compostela (capital de Galicia, a unos 200 kilómetros de distancia). Será un buen momento para cultivar el espíritu del peregrino y encontrarse con Dios, intensificar las relaciones personales y compartir experiencias y vida con otros grupos agustinianos.

Campos de Trabajo. Forma parte de la programación del Equipo de Pastoral Juvenil de la Provincia de San Nicolás, junto con la anterior actividad, y se desarrolla en colaboración con el resto de grupos JAR de España y otras instituciones externas: la Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Zaragoza en la Penitenciaría de Daroca; el trabajo con enfermos de SIDA en Chiclana de la Frontera (Cádiz); las actividades con la comunidad de San Egidio en Getafe (Madrid), en un trabajo con personas con deficiencias. Por último, se ofrece la posibilidad de ir a Taizé para profundizar en la espiritualidad y en el espíritu de comunión con otros credos y creencias religiosas.

Lo que nació de una visita casi intempestiva de un misionero de Sierra Leona a las aulas del colegio a comienzos de curso se ha convertido en un hermoso proyecto de solidaridad que se lleva a cabo en red con otras muchas personas e instituciones de dentro y fuera del Colegio.

A lo largo del blog misionero de José Luis Garayoa se han visto las necesidades concretas de unos extraños desconocidos que se han convertido en hermanos cercanos. Las JAR de Valladolid han corrido presurosas en su ayuda:

“Intentamos ser buenos samaritanos con el necesitado y pedimos al Dios de la vida que haga germinar el amor en el corazón de sus hijos, los hombres para que, entre todos y con su ayuda, se pueda hacer realidad el gran proyecto que Él concibió al crear la tierra y a los seres humanos: Padre nuestro que estás en los cielos…”















• Cómo ver el resto del blog de José Luis Garayoa

Desde su llegada a Sierra Leona, a finales de septiembre de 2005, José Luis Garayoa ha mantenido al día una especie de “cuaderno de bitácora” que publicamos en esta página bajo el epígrafe de “Blog de un misionero en Sierra Leona”. Los primeros capítulos fueron publicados como reportajes y puedes acceder a ellos en los siguientes enlaces:


Primer reportaje: hasta el 10 de octubre de 2005.
Segundo reportaje: hasta el 12 de diciembre de 2005.


A partir del 16 de diciembre de 2005, sus comentarios son publicados como noticias dentro de una sección propia, a la que puedes acceder desde el Menú Noticias, subsección “Blogs de misioneros” o pinchando aquí.





Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.