Cargar las pilas

Un trabajo comprometido en medio de contextos de marginación exige a quienes lo llevan a cabo, el alimentarse espiritualmente de forma que puedan dar un fruto mayor en su misión.
testimonios | 12 ene 2007
El compromiso cristiano con el Dios de los pobres requiere también su alimento espiritual específico. Quienes a diario trabajan en contextos de marginación, experimentan de forma cotidiana la necesidad evangélica de compadecer, permanecer, resistir, incluir, re-nacer, acompañar, narrar, ir más allá de la realidad, tender puentes… Los rasgos de esa espiritualidad podrían ser: Compasión La experiencia de compartir el sufrimiento de las personas no desde un emotivismo superficial sino desde el verdadero significado de «padecer con el otro» hasta la conmoción, como le sucedió a Jesús en el relato de la multiplicación de los panes. Así, compartir el sufrimiento lleva también a compartir los propios bienes. Fidelidad La realidad de la exclusión social es tan dura, los avances tan limitados, los fracasos tan frecuentes y las esperanzas tan frágiles, que el compromiso cristiano necesita fidelidad. Es necesario reconocer la realidad y vivirla a la luz del evangelio. Al igual que las mujeres permanecieron al pie de la cruz, expresión suprema del amor entregado y fiel, se han de acompañar fielmente las situaciones duras y difíciles. Resistencia En un mundo cada vez más globalizado y excluyente no resulta fácil vislumbrar una solución a la marginación. El Espíritu da fuerzas para resistir al mal mientras anhelamos la llegada en plenitud del Reino de Dios. Resistir frente a una sociedad de exclusión significa generar relaciones inclusivas. Inclusión Los cristianos estamos invitados a vivir unas relaciones sociales en las que nadie sobre. Hay que fomentar ese tipo de relaciones comunitarias hasta llegar a incluir a todos los excluidos de la sociedad de forma que podamos manifestar la predilección de Dios por los pobres. Alternativa Vivir este tipo de relaciones inclusivas implica ofrecer una alternativa real a la globalización excluyente. La palabra «alternativa» significa «nacer de nuevo». En cristiano nos remite a la fuerza del bautismo y a las nuevas relaciones sociales que instaura. Acompañamiento El acompañamiento es necesario tanto para las personas marginadas como para quienes trabajan con ellos. Al igual que el Cireneo acompañó a Jesús, ojalá nosotros sepamos acompañar a quienes se encuentran en medio de la marginación y nos dejemos acompañar por otros en nuestro compromiso. Narración La narración huye del concepto y la elucubración para canalizar la vida de una forma ágil y cercana. Nosotros hemos de emplear también este estilo de comunicación. Un ejemplo lo tenemos en Jesús, que se hacía entender utilizando el lenguaje cotidiano. Contemplación En un contexto de marginación es necesario educar la mirada para descubrir los signos de la presencia del Diso de la Vida en nuestra realidad cotidiana y dolorida. La mirada superficial queda atrapada por la apariencia, mientras que la mirada contemplativa capta con libertad la profundidad de lo real, también en medio de la pobreza, la marginación o la fragilidad personal. Mediación La Iglesia tiene que tender puentes que permitan superar la fractura social entre los distintos grupos. y clases sociales. El ser mediador comprometido y no ingenuo es otro rasgo espiritual del cristiano que lucha contra la exclusión. Descenso La espiritualidad de la marginación nos remite en último término al descenso radical y kenótico para llegar al encuentro del os hermanos excluidos y del Dios que compromete la Vida con ellos. Jesús al encarnarse se abaja y muestra el verdadero rostro del ser humano y el verdadero rostro de Dios que, como dice el salmista, «se abaja para mirar». La espiritualidad de la exclusión nos permite contemplar a Dios en los márgenes de la historia y narrar dicho encuentro. El proceso espiritual hace que podamos compadecernos desde la fidelidad, generando alternativas, acompañando y tendiendo puentes para evitar la fractura y la exclusión. Para más información puede leerse con fruto el artículo Espiritualidad desde la exclusión social. Diez rasgos, publicado en la revista Sal Terrae en Diciembre de 2006, p. 947-951.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.