Miércoles, Jueves, Viernes y Sábado III de Adviento

El ángel saluda a María con la alegría. De esta forma nos saludad. Tú, Señor, cuando nos invitas a trabajar en las tareas del Reino. María nos lleva a ti, que eres nuestra alegría.
pastoral | 20 dic 2006
Miércoles Escuchemos a san Agustín: La Palabra del Padre, por la que fueron hechos los tiempos, al hacerse carne nos regaló el día de su nacimiento en el tiempo; en su origen humano quiso tener también un día aquel sin cuya anuencia divina no transcurre ni un día… Sermón 191,1 Reflexión: Se rompen las cadenas Los llamamos de muchas formas, pero los vínculos importantes no son cadenas, cuyo candado, una vez echado, no se puede quitar aunque uno quisiera. Tampoco son jaulas compartidas (en familia, con parejas, con amigos o en el trabajo), ni ataduras que oprimen e imposibilitan la realización personal. Son lazos, que aunque uno podría desatar al tirar de un extremo del cordel, no lo hace, porque le importan. Y se llaman de muchas formas: amor, amistad, apoyo, dependencia, cuidado, servicio, necesidad, proyecto, confianza, solidaridad, escucha o palabra… En realidad mi vida se teje así, como una delicada red de muchos vínculos, que a veces se espesan, y otras se adelgazan, pero que configuran quién soy. Y si no hay lazos, no hay nada. Para pensar… • ¿Cuáles son mis lazos? • ¿Me atan demasiado? • ¿Soy libre? • ¿Me siento atado o vinculado a Dios? Antífona Oh llave de David, y cetro de la casa de Israel, que abres y nadie puede cerrar, cierras y nadie puede abrir; ven a librar a los cautivos que viven en tinieblas y en sombras de muerte.
Jueves Escuchemos a san Agustín: Convenía que sólo el Hijo único de Dios se hiciese hombre de este modo sin igual. Oración El Dios de la fe En medio de la sombra y de la herida me preguntan si creo en Ti. Y digo: que tengo todo, cuando estoy contigo, el sol, la luz, la paz, el bien, la vida. Sin Ti, el sol es luz descolorida. Sin Ti, la paz es un cruel castigo. Sin Ti, no hay bien ni corazón amigo. Sin Ti, la vida es muerte repetida. Contigo el sol es luz enamorada y contigo la paz es paz florida. Contigo el bien es casa reposada y contigo la vida es sangre ardida. Pues si me faltas Tú, no tengo nada: ni sol, ni luz, ni paz, ni bien, ni vida. J. L. Martín Descalzo Antífona Oh Sol que naces de lo alto, resplandor de la luz eterna, Sol de justicia: ven a iluminar a los que viven tinieblas y en sombras de muerte.
Viernes Escuchemos a san Agustín: Se dignó hacerse hombre ¿qué más quieres? ¿O se humilló Dios poco por ti? El que era Dios se hizo hombre… Sermón 189, 4 Oración: Partir Partir, en camino... Partir es, ante todo, salir de uno mismo. Romper la coraza del egoísmo que intenta aprisionarnos en nuestro propio yo. Partir es dejar de dar vueltas alrededor de uno mismo. Como si ese fuera el centro del mundo y de la vida. Partir es no dejarse encerrar en el círculo de los problemas del pequeño mundo al que pertenecemos. Cualquiera que sea su importancia, la humanidad es más grande. Y es a ella a quien debemos servir. Partir no es devorar kilómetros, atravesar los mares o alcanzar velocidades supersónicas. Es ante todo abrirse a los otros, descubrirnos, ir a su encuentro. Abrirse a otras ideas, incluso a las que se oponen a las nuestras. Es tener el aire de un buen caminante. Helder Camara Antífona Oh Rey de las naciones y deseado de los pueblos, piedra angular de la Iglesia, que haces de dos pueblos uno solo: Ven y salva al hombre que formaste del barro de la tierra.
Sábado Escuchemos a san Agustín: Lo que admiráis en la carne de María, realizadlo en el interior de vuestra alma. Quien en su corazón cree con vistas a la justicia, concibe a Cristo; quien con su boca lo confiesa con la mirada puesta en la salvación, da a luz a Cristo… Sermón 191, 4 Oración: Deseos Quiero, como Isabel, recibir la visita de María, que es la que nos presenta a ti, la que nos prepara el corazón. Quiero, como María, dejarte hacer en mí, ser flexible y generoso, estar disponible para ti. Quiero, como José, aceptar las cosas aunque no entienda, tratar con amor aunque me fallen y vivir contigo Quiero, como tus discipulos, dejar mis tareas y seguirte, aprender tus enseñanzas y seguir tus caminos. Quiero pedirte que estés en mí, que esta Navidad no sea una más, sino que nazcas en mis adentros, para que por fin mi amistad contigo sea para siempre. Antífona Oh Enmanuel, Rey y legislador nuestro, esperanza de las naciones y salvador de los pueblos; ven a salvarnos, Señor, Dios nuestro.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.