Domingo I de Adviento

"Estad siempre despiertos" No quieres que pase de largo la luz. Nos invitas a estar siempre despiertos, conscientes, esperanzados, dispuestos.
pastoral | 03 dic 2006
Escuchemos a san Agustín: «¿Por quién dice todos, sino por sus elegidos y amados pertenecientes a su cuerpo, la Iglesia?. No se dirigía sólo a los que entonces le escuchaban, sino también a los que vinieron luego, a nosotros mismos, y a los que llegarán después de nosotros, hasta el tiempo de su última venida… Por eso debe vigilar todo cristiano, para que no le encuentre desprevenido la venida del Señor». Carta 199 I -3 Evangelio Lectura del santo Evangelio según San Lucas 21, 25-28.34-36 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: —Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedaran sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación. Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre. Se acerca vuestra liberación Este grito llega hoy hasta nosotros de la mano de san Lucas. Quizá debamos repetirlo más veces porque no estamos preparados para acogerla. Puede que nuestra debilidad nos haga pensar, a veces, que Dios no es capaz de ponernos en camino, que no es capaz de entusiasmarnos con los proyectos del Reino. No es que no nos agraden la paz, y la justicia, y la solidaridad, y hasta Dios mismo, pero ante el panorama que contemplan nuestros ojos: demasiados países que no terminan de ver la luz, demasiada gente maltratada por la vida, la compañía ineludible de la violencia… ¿Quién es el que es capaz de arriesgar lo poquito o mucho que tiene? Se acerca vuestra liberación. Se nos promete una liberación no hecha a nuestro gusto, sino al gusto de Dios. ¿Seremos capaces de hacer un hueco a esta palabra siempre nueva? Manteneos en pie ante el Hijo del Hombre ¡Estar en pie ante la vida! ¿Qué significa esto? Sobre todo estar despiertos para el amor, esperar en el amor la venida del Señor. Cada día tenemos que traducir esto en un esfuerzo por hacer presentes en el mundo los estilos de vida alternativos, aun a costa de no ser bien vistos. Como decía Santa Catalina de Siena: Si sois lo que tenéis que ser, prenderéis fuego al mundo entero. Oración                Señor:                Ahora en el Adviento                todos te gritamos ¡VEN!                Pero ¿seguro que tenemos                tantas ganas de que vuelvas?                Cambia nuestro corazón                para que de verdad llegue                el día en que todos los                cristianos clamemos                como en los                primeros tiempos:                ¡Maranatha!                ¡Ven, Señor, Jesús! Amén
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.