Antes de viajar, deshaz tu maleta

Reflexión para el Miércoles de Ceniza. El autor fustiga las prácticas objetivadas y vacías de auténtico espíritu cristiano, al tiempo que anima a emprender con decisión y profundidad el camino de la Cuaresma.
pastoral | 01 mar 2006
Cuando nos vamos de viaje, preparamos antes la maleta: recogemos la ropa y las pertenencias personales que necesitamos para ese desplazamiento y para el tiempo que pensamos estar fuera de casa. Muy bien. Pero sostengo que hay expediciones en las cuales, quizá, no hay que hacer, sino deshacer la maleta: por ejemplo, hoy, Miércoles de ceniza. En efecto, hoy salimos de viaje: comenzamos la Cuaresma, nos ponemos en camino hacia la Pascua. Por tanto, aviso para navegantes en pateras de ayunos y abstinencias: la Cuaresma no es para quedarnos atascados en la ceniza... con tiro al plato de ración de boquerones, que el jamón ya lo cataremos en otra ocasión. La Cuaresma es para moverse, no para ser memos. Cada uno que se mire a sí mismo: suele suceder que, yendo y viniendo por la vida y por la fe, nos agitamos sin ton ni son, damos vueltas y más vueltas a la noria de las rutinas de cada día. Y a ese «estancamiento reincidente» le llamamos «movimiento». No. Moverse es otra cosa: moverse es soltar amarras y empezar a navegar con mayor libertad. ¿Cuáles son esas amarras? Buena pregunta para que cada quien se la plantee a sí mismo en esta Cuaresma. Y para que busque respuestas, no contestaciones de todo a cien (o a 60 céntimos). Cuaresma es un tiempo para caminar, para explorar más a fondo las rutas del Evangelio, no para recalentar recetas. Y menos aún, recetas de cocina. Lo digo tal cual: al que le guste el filete de ternera que coma filete de ternera; y al que le apetezca la merluza que coma merluza; y el que sea vegetariano que se las vea con las lechugas y las zanahorias. A Dios no le interesa la composición de nuestros menús. Lo que le importa, y mucho, es si hoy hemos amado más que ayer y menos que mañana. Y esto, 24 horas sobre 24. Seamos serios: Él no va a preguntarnos si llevamos ceniza en la frente, caspa en la coronilla o tinte en el pelo; sino si tenemos compasión en el corazón y solidaridad en las manos; si tenemos tacto sensible para tratar a los demás con cariño y generosidad; si tenemos ojos para ver, no sólo para mirar, pasar de largo, criticar y condenar. Porque Dios no se ha ido de nuestro suelo: sigue estando presente en medio de todo anhelo de verdad, pasión por la justicia y defensa de la dignidad. Está vivo en las fatigas y en las ganas de vivir de tantos y tantos que no viven bien porque les faltan alegrías, esperanzas, afectos, equilibrios, porciones de salud o recursos de todo tipo. Y nosotros ocupados en hacernos radiografías del aparato digestivo: empeñados, erre que erre, en descubrir el rastro de Dios por el recuento de lo que nos hemos metido al estómago los viernes, los miércoles o los martes de luna llena. ¡Por favor! Si queremos que la Cuaresma no sea un catálogo de ritualismos trasnochados, entonces comencemos por deshacer ciertas maletas cuaresmales llenas de trapos de traca y artículos de tienda de bromas, trastos inservibles. No perdamos el tiempo y la compostura en ir de la ceca de lo ridículo a la meca de lo frívolo. Mejor, subámonos al vagón de lo esencial y dejémonos acompañar en el trayecto por estos versos del poeta cubano José Martí: Debes amar la arcilla que va en tus manos. Debes amar la arena hasta la locura. Y si no, no la emprendas, que será en vano. Sólo el amor alumbra lo que perdura, sólo el amor convierte en milagro el barro. Buen viaje. Buena Cuaresma. «Sólo el amor consigue encender lo muerto» (José Martí). José Manuel Berruete
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.