La Provincia de San Nicolás enviará un religioso a Sierra Leona

Tras los acuerdos firmados entre la Provincia de San Nicolás y la de San Ezequiel Moreno, José Luis Garayoa se incorporará por segunda vez a la Misión de Kamabai (Sierra Leona).
testimonios | 17 ago 2005
Un niño come el típico plato de arroz en Sierra Leona.
José Luis Garayoa, agustino recoleto de la Provincia de San Nicolás, volverá a la tierra de la que salió después de sufrir un secuestro mientras estaba internado en un hospital. Antes de volver a Sierra Leona en el presente verano, ha concedido varias entrevistas a medios de comunicación navarros, de donde es natural. A continuación reproducimos la que el Diario de Noticias, publicación periódica navarra, publicó recientemente. En ella José Luis explica sus sentimientos ante la vuelta a la misión de Kamabai. Con José Luis Garayoa en Viana: “Cuando salí vivo del secuestro, lo único que tenía claro es que quería volver a África" FALCES. Este agustino recoleto navarro vuelve a Sierra Leona (África) en cuanto acabe el verano, periodo que está pasando en la Comunidad Foral con su familia, a caballo entre Pamplona y Viana. Hace siete años el religioso, junto a otras cuatro personas, fue secuestrado en el país africano por la guerrilla durante 14 días. Desde entonces, sólo ha pensado en regresar y por fin ha llegado la oportunidad. Los recuerdos de África están tan presentes que a uno de sus dos perros lo ha bautizado como Katombo, lugar donde contrajo fiebre tifoideas. Ha sido secuestrado, ha contraído malaria y tifoideas... ¿Qué tiene África para querer volver? Sierra Leona no me dejó nunca dolor, sólo nostalgia. Cuando salí vivo del secuestro lo único que tenía claro es que quería volver a África. Mentiría si dijese que no tengo miedo, pero no es un miedo paralizante. Parece que ahora todo está más tranquilo, aunque allí las cosas cambian de la noche a la mañana. ¿Qué diferencia a África de otros lugares en los que ha estado? La miseria, allí todo es cuestión de supervivencia. Te levantas pensando en sobrevivir ese día. Una de las cosas que más me ha marcado en mis años de misionero ha sido ver morir a un niño en mis brazos por desnutrición. Después de eso, no puedes ver la vida igual. ¿Cuáles son las necesidades más urgentes allí? Reconstruir estructuras. Si antes de la guerra había necesidades, ahora, muchísimas más. Hacen falta puentes, pozos de agua y escuelas. En el aspecto humano también hay mucho que hacer. En la aldea a la que voy yo, Kamabai, hay muchas niñas que han sido violadas y muchos kamayors (niños soldados) a los que han instruido para matar incluso a su familia. ¿Por dónde pasa la solución del continente africano? Existen demasiados intereses de países ajenos a este continente. Ojalá sea cierto que el G-8 va a realizar una campaña en África. ¿Cuentan con ayudas navarras? Para aquella misión de hace siete años presentamos un proyecto al Gobierno Foral y nos concedió 5 millones de pesetas. Al sufrir el secuestro y detenerse todo, ese dinero se devolvió, pero pienso ponerme en contacto de nuevo con Miguel Sanz para recordarle aquel compromiso, puesto que el proyecto sigue siendo el mismo. Y la gente de la calle, ¿es solidaria? La gente es más solidaria de lo que parece. Yo vengo de El Paso (Texas) y allí también existe mucha necesidad. Sin embargo, la parroquia de Little Flower organizó una colecta con el fin de conseguir fondos para África y recaudaron 22.000 dólares. Además, han abierto una campaña de apadrinamiento. ¿Cómo reciben en Sierra Leona a los misioneros? Muy bien y eso que la mayoría son musulmanes. Nos ven como una ayuda. Organizan una reunión en una baffa (choza de paja) y nos plantean las necesidades de la aldea. Nosotros tratamos de implicarlos en su desarrollo. Poco después del secuestro, el Gobierno Foral otorgó (año 98) la Medalla de Oro a los misioneros navarros. ¿Qué significó? Dio la casualidad de que yo estaba en Pamplona porque mi padre había fallecido. Fuimos unos cuantos compañeros los que la recogimos pero podía haber sido cualquier otro. Me dio una enorme alegría porque era el reconocimiento a mucha gente anónima que lleva toda su vida trabajando y hace una labor callada en la iglesia misionera. AL SOL Un libro: La ciudad de la alegría, de Dominique Lapierre. Una película: El club de los poetas muertos . Una canción: Cualquiera de Silvio Rodríguez. Un plato: Todo lo que guise mi hermana Isa. Una profesión frustrada: Reportero de guerra. Un mito: Teresa de Calcuta. Aficiones: Escuchar música y pasear. Un defecto: Soy tozudo. Una virtud: Lo mismo, la tozudez. En determinadas ocasiones puede ser un defecto o una virtud. PERSONAL Edad: 53. Lugar de nacimiento: Falces (Navarra). Ordenado sacerdote: 11 de julio de 1976, en Pamplona. Trayectoria profesional: Tras ordenarse viajó a Madera (Chihuahua). Después a Costa Rica, allí, en Ciudad de los Niños, fue responsable de talleres de formación profesional para niños sin recursos. Vuelve a España (Valladolid) donde ejerce como profesor en el Colegio Agustinos Recoletos. En enero de 1998 viaja a Sierra Leona (África) En junio de 1998 es responsable de una parroquia en Las Cruces (Nuevo México) y en el 2001 de una parroquia en El Paso (Texas). LAS FRASES • Mentiría si dijese que no tengo miedo a volver a Sierra Leona, pero no es un miedo paralizante. • Después de ver morir a un niño en mis brazos, a causa de la desnutrición, no puedes ver la vida igual. • Pienso recordarle a Miguel Sanz el compromiso que adiquirió con el proyecto en Kamabai. Si quieres ver la noticia publicada por el Diario de Noticias, pincha aquí.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.