Bocata solidario en el Colegio San Agustín de Chiclana de la Frontera (Cádiz)

Bajo el lema “Para creer en ti hay que tener hambre”, el viernes 22 de febrero el Equipo de Pastoral de este centro educativo de los Agustinos Recoletos convocó una nueva jornada del bocata solidario, que tuvo como objetivo apoyar a las personas sin techo atendidas por Cáritas en la localidad.
noticias | 04 mar 2019

Desde hace años, en fechas próximas al día del ayuno voluntario promovido por Manos Unidas, se organiza esta jornada del Bocata Solidario para toda la comunidad educativa del Colegio San Agustín de los Agustinos Recoletos en Chiclana de la Frontera (Cádiz), y se asigna como beneficiario directo algún proyecto o asociación de ayuda a personas desfavorecidas o en situación de vulnerabilidad de la zona, para lograr así un mejor conocimiento de la realidad y una mayor implicación de la comunidad educativa.

En esta edición se pensó la Atención a Personas sin Hogar que promueve Cáritas Diocesana en Chiclana, en el Centro Social Francisco Almandoz. El proyecto cuenta con un local cedido por el Ayuntamiento en el que se presta atención social integral.

De este modo, los beneficiarios reciben aquí acogida, asesoría legal y acompañamiento; cuentan aquí con un servicio de higiene completa que consiste en duchas y servicios sanitarios, reposición, lavado y planchado de ropa; y, de lunes a viernes, servicio de comedor gratuito.

El Centro Social Francisco Almandoz atiende a personas que o bien carecen de vivienda y pernoctan en cajeros automáticos de bancos, en vehículos abandonados o, en verano, al aire libre; o bien ocupan infraviviendas sin luz o agua; también se da el caso de quienes reciben ayudas para el pago o copago del alquiler de viviendas o habitaciones; y, por último, también se presta atención a transeúntes.

En total, son algo más de cien personas al año, bastantes de ellos con regularidad y cotidianidad, las que se benefician de la existencia de este Centro. El programa cuenta con una trabajadora social, estudiantes de Trabajo Social en prácticas y voluntarios de Cáritas.

El Bocadillo Solidario del Colegio San Agustín se celebró en horario de recreo y en él participaron alumnos, profesores y bastantes familiares que pudieron acceder al patio y sumarse al evento. Otros más participaron, sin estar presentes en ese momento de forma física, a través de la “fila cero”.

Durante el acto se presentó a todos el Centro Social Francisco Almandoz, el coordinador diocesano de Cáritas dirigió unas palabras de agradecimiento, se rezó con una oración leída por uno de los abuelos y se cantaron unas canciones preparadas para la ocasión, que corearon todos los alumnos. Al final del acto se entregó un cheque por valor de 950€ a Cáritas para ser aplicados en el funcionamiento del Centro.

Los alumnos de Secundaria habían visitado previamente el Centro y conocieron de primera mano todos los servicios que Cáritas ofrece. También descubrieron los talleres socio-familiares, las formas de apoyo al empleo y la formación profesional, las tareas de coordinación de las Cáritas parroquiales y de los voluntarios, la realidad del comercio justo, y las actividades a favor de las personas sin hogar.

Lo más valorado por los alumnos fue conversar con las personas que están siendo atendidas y conocer sus historias personales, así como las impresiones que les produjeron los voluntarios que les acompañan.

 

Oración: “Para creer en ti hay que tener hambre”

 

Para creer en ti hay que tener hambre,
pues vives en el pan tierno que se rompe y comparte
en cualquier casa, mesa y cruce, entre hermanos, desconocidos y caminantes.
Para creer en ti hay que tener hambre,
pues tú eres banquete de pobres, botín de mendigos
que, vacíos, sin campos ni graneros, descubren que son ricos.
Para creer en ti hay que tener hambre,
hambre de vida y justicia que no queda satisfecha
con vanas, huecas palabras, pues, aunque nos sorprendan y capten,
no nos alimentan ni satisfacen.
Para creer en ti hay que tener hambre,
pues sin ella olvidamos fácilmente a los dos tercios que la tienen,
entre los que tú andas perdido porque son los que más te atraen.
Para creer en ti hay que tener hambre,
y mantener despierto el deseo de otro pan diferente al que nos venden
en mercados, plazas y encuentros donde todo se compra y vende.
Para creer en ti hay que tener hambre
y, a veces, atragantarse al oírte para descubrir la novedad
de tu presencia y mensaje en este mundo sin ilusiones.
Para creer en ti hay que encarnarse,
vivir entre los pobres, tener muchas ganas de compartir
los cinco panes y dos peces y todas las ilusiones y necesidades.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por Shunet para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018 - 2019.