Los alumnos del Centro Esperanza de Pauiní ceden sus nombres a los protagonistas de un libro escrito por uno de sus compañeros

Alysson Vale, alumno del Centro Esperanza de los Agustinos Recoletos en Pauiní, ha escrito el libro “La familia de hechiceros”, de carácter autobiográfico y centrado en su vida familiar extensa. Sin embargo, los alumnos del Centro Esperanza han cedido sus propios nombres a los protagonistas de la obra. La finalidad de este empeño es ayudar a su familia, especialmente a su abuela. Le entrevistamos.
noticias | 07 ago 2018

Alysson, preséntate y háblanos un poco de tu familia.

Mi nombre es Alysson Vale. Tengo 17 años y nací en Pauiní (Amazonas, Brasil). Estudio por las noches el segundo año de Bachillerato y por las mañanas voy al Centro Esperanza. Este año estoy estudiando pintura.

Mis padres se separaron cuando yo era muy pequeño y desde entonces vivo con mi madre, mi hermano pequeño (que ahora tiene 6 años) y mi abuela, hemipléjica tras sufrir un derrame cerebral.

¿Qué te llevó a escribir un libro?

Desde que se separaron mis padres siempre deseé tener un hermano y en mi mente creaba historias para convivir conmigo mismo. Después nació mi hermano y tenía dentro de mí ese deseo de escribir y fijar sobre el papel todo lo que estaba sintiendo y viviendo en mi corazón.

Se lo conté a mi madre y ella me dijo que, para escribir un libro, tenía que estudiar mucho, conseguir una beca universitaria y formarme en letras.

Sentí que era una tarea demasiado compleja y decidí esperar. Pero cuando mi abuela enfermó y empeoró, me sentía mal, quería ayudar y me dije: “No puedo estar desperdiciando mi talento, voy a comenzar a escribir. Tengo que ayudarles”.

¿Cómo fue esa experiencia de adentrarte en el mundo de la creación literaria?

Al principio fue difícil. Comencé en agosto del 2017 y hasta diciembre escribía todo usando el teléfono móvil de mi madre. Escribía cerrado en mi cuarto y cuando mi madre no necesitaba el teléfono.

Después, en Navidades, mi padre se enteró de mi sueño y, como había conseguido algo de dinero a través de un buen trabajo por esa época, me compró un ordenador. Fue tanta la ilusión que me dediqué de lleno al libro. En febrero ya lo tenía terminado.

¿Cuál es el argumento del libro?

Es un libro de ficción y pensado para un público infantil y juvenil. Se trata de una familia de seis hijos y a través de sus páginas voy contando lo que las personas de esa familia se van encontrando en la vida. Hay quienes se pierden y quienes se encuentran.

En el fondo es la historia de mi vida y la de mis primos que, aunque por circunstancias de la vida ya no estamos juntos, he vuelto a reunirnos a todos en el libro.

Eres alumno del Centro Esperanza, el centro socioeducativo de los Agustinos Recoletos en Pauiní. ¿Ha influido esto en la historia de tu libro?

Este es mi sexto año en el Centro Esperanza. Al principio estaba y me sentía solo, pero poco a poco comencé a relacionarme con algunos compañeros, y con el tiempo forjé buenas amistades.

Quise hacerles partícipes de mi historia, de mi libro, de mi aventura como escritor. Les pregunté que si querían dar nombre a los personajes del libro y ellos aceptaron. Los nombres de los personajes del libro son mis compañeros del Centro Esperanza. Ellos me dan muchas fuerzas.

En el libro no hablo propiamente del Centro, pero tengo pensado seguir escribiendo y hablar de esa experiencia en las siguientes obras.

¿Qué recorrido tendrá tu primera obra?

Tras acabar la redacción contacté con una editorial, les mandé el libro y a los 15 días me contestaron que les había gustado mucho y que querían publicarlo. Pero cuando me enteré de había que pagar por la corrección y publicación, todo quedó parado. No tengo recursos para publicarlo.

El Centro Esperanza propuso realizar un bingo para conseguir fondos junto con mi familia, pero nosotros no tenemos recursos. Estudiamos esas posibilidades de recaudar dinero, pero está muy difícil.

Mientras tanto sigo escribiendo. Ya comencé la segunda parte de la historia y tengo otras dos obras ya decididas sobre sus argumentos e incluso comenzadas.

¿Por qué la escritura?

Desde pequeño mi sueño fue ser actor. En mi contexto es un sueño muy difícil, pero escribir para otros que también tienen sueños en el corazón, me acerca a ese sueño mío.

Además, tengo sobre mi conciencia un compromiso con mis padres. Mi padre ha sufrido mucho, muchas veces no tiene trabajo y tengo miedo de que caiga en depresión. Mi madre está sin empleo y se deja la vida por cuidar a mi abuela.

Vivimos sólo de una pequeña pensión social de mi abuela y de nuestra beca escolar. Pero quiero darles una vida mejor.

¿Qué tres agradecimientos destacas tras haber publicado tu primera obra?

Creo que mis tres más importantes agradecimientos tienen que ser para Dios, mis padres y toda la comunidad educativa del Centro Esperanza.

Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por JustMónica para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.