Silos, lugar del encuentro de laicos de los ministerios parroquiales recoletos

Un paréntesis en las lluvias beneficiosas que han estado cayendo esta temporada sobre las tierras castellanas fue una bendición para que el encuentro de laicos de algunos ministerios parroquiales agustinos recoletos en España, programado para el sábado 9 de junio, pudiera llevarse a cabo sin complicaciones y dejando a todos los 178 participantes un estupendo recuerdo.
noticias | 14 jun 2018

El Secretariado de Apostolado Ministerial de la Provincia agustino-recoleta de San Nicolás de Tolentino había incluido en su programación para el final del curso pastoral 2017-2018 un encuentro de laicos en Silos (Burgos, España), cuyos destinatarios eran los agentes de pastoral: catequistas y otros laicos especialmente ligados a la actividad pastoral en las parroquias.

En las últimas fechas se cernía un temor para llevar a efecto este encuentro: que las lluvias, que tan frecuentemente estaban cayendo por España en general, lo estropearan de una forma u otra, pues todos los invitados a participar tenían que realizar un viaje de más de 200 kilómetros. A pesar de ello, 178 entre laicos y acompañantes religiosos se ponen en camino a Silos, y pudieron realizarse las actividades previstas sin complicación alguna en los traslados o al pasear por Silos u otras poblaciones, según la elección de cada grupo parroquial asistente.

Al encuentro acudieron grupos de laicos de las parroquias de Nuestra Señora de Buenavista, en Getafe (Madrid); de la de Santa Rita, en Madrid capital; de la de Santa Mónica de Zaragoza y de la de San Bartolomé, en Marcilla (Navarra).

A las diez y media estaba prevista la llegada a Silos para comenzar a visitar el monasterio de Santo Domingo. Los grupos procedentes de Madrid y Getafe, al acercarse a Silos, disfrutaron de forma especial del pintoresco paisaje del desfiladero de La Yecla (Burgos).

Conforme iban llegando al monasterio los cuatro grupos, comenzaba casi al punto la visita al claustro y demás estancias abiertas al turismo (botica, museo…). Las explicaciones que el guía ofreció fueron una auténtica catequesis artística y cultural, teológica y espiritual fuera de lo común, que sirvió justamente para la celebración eucarística que se tuvo a continuación, a las 12.30 horas, en la sobria iglesia monacal.

Presidió la misa fray Juan Carlos Avitia, presidente del Secretariado de Apostolado Ministerial y párroco de Santa Rita, y concelebraron con él Marciano Santervás, Ángel María Ríos, Manuel Arranz y Gustavo Solís. El monje sacerdote dom Norberto atendió a los oficiantes y estuvo presente durante toda la misa por si había algún fallo.

Los laicos, animados por la potente voz del diácono agustino recoleto Germán Antonio Antón, cantaron con ganas cantos bien sabidos por todos. Al final de la celebración Antón entonó el himno a Nuestra Señora de la Consolación, que parecía templar el frío aire de la iglesia que albergaba a los participantes.

Una vez terminada la misa, todos los integrantes de los cuatro grupos de laicos continuaron en un clima de silencio dentro de la iglesia, para sumarse a la oración litúrgica monacal en el canto de la hora “sexta” a las 13.45 horas.

En el restaurante Silos 2000 los turistas sacaron el frío acumulado en la iglesia monacal con un acertado menú que satisfizo a todos.

Después de la comida, ya cada grupo organizó el tiempo de la tarde, de modo que el grupo de Santa Rita y el de Santa Mónica tomaron el camino a Covarrubias, mientras que el de Getafe y Marcilla se dirigieron a la ciudad de Burgos.

En Covarrubias es la colegiata de San Cosme y San Damián la que reviste mayor importancia histórica y artística, por lo que hacia ella se dirigieron los dos grupos con la incertidumbre de si todavía habría tiempo para visitarla.

Al ser grupos numerosos, el sacerdote párroco Juan Manuel fue muy comprensivo con el grupo de Santa Rita, que llegó primero, y le permitió hacer la visita que él mismo guió, aunque de forma rápida porque a las seis comenzaba un concierto en la misma colegiata.

Don Juan Manuel, buen conocedor del conjunto artístico, ofreció sabrosos comentarios sobre las piezas más valiosas de la iglesia, del claustro y del museo, de modo que fue una segunda catequesis que los turistas madrileños recibieron gratis, y sin esperarlo, en este día.

También los días agradables tienen 24 horas. La tarde avanzaba. El grupo de la parroquia de Santa Rita dejó Covarrubias y se puso en camino a Lerma (Burgos). En el camino comenzó a llover, de modo que en esta última ciudad la visita estuvo pasada por agua y perdió lucidez. No obstante, todavía todos estuvieron un rato callejeando al amparo de los soportales de la plaza y bajo los paraguas o chubasqueros que les permitieron hacer acopio de los famosos “dulces” monacales, en este caso, del monasterio de Santa Clara. El clima obligó a dejar con prontitud Lerma y a emprender el regreso a Madrid.

Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por JustMónica para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.