CEAR Costa Rica celebra el taller “Sanando el niño interior”

El pasado 2 de junio se llevó a cabo en el CEAR de Costa Rica “Sanando el niño interior”, un taller de desarrollo humano que significa el culmen de la oferta de crecimiento personal para quienes previamente han participado en otros talleres de autoestima o eneagrama.
noticias | 09 jun 2018

Sanando el niño interior” es un taller ofertado por el Centro de Espiritualidad Agustino-Recoleta (CEAR) de Costa Rica, dirigido por el agustino recoleto Víctor González, religioso, médico, licenciado en Teología Moral y que cuenta además con una maestría en sexualidad humana.

El objetivo es llevar a los participantes a un encuentro con su niño interior. Un retroceso en el tiempo en el que la persona contacta con su pasado, deja florecer sentimientos de toda índole, llega a conocer sus raíces heridas con el objetivo de reconciliarse consigo mismo, crecer y volver a amar con un corazón mas auténtico.

Hay hombres y mujeres que caminan por su vida de adultos sin darse cuenta de que arrastran una infancia que pide reconciliación, cuidado, atención en sus necesidades y permite llorar, perdonar y reconciliarse.

El taller se desarrolla mediante un viaje a través de las diferentes edades evolutivas, desde el nacimiento hasta el adulto joven, con dinámicas como juegos, pinturas, música, meditaciones, terapias y dinámicas. Los participantes encuentran su espacio para soltar todo aquello que está guardado, enmascarado o simplemente olvidado.

En este taller juegan un papel muy importante los progenitores o aquellas personas que hayan fungido como educadores. Nadie ha tenido padres o educadores perfectos. Nos han amado, cuidado, pero también hubo descuidos o situaciones que un niño o una niña no podría explicar.

Esto no se lleva a cabo para enjuiciar el pasado ni las personas que actuaron en él, sino para reconciliarse con la propia historia; es un renacer o el inicio de un camino de realización personal donde se va vaciando resentimientos, abandonos, heridas, maltratos. Es el camino del perdón.

Fueron doce horas de mucha experiencia compartida entre los participantes, experiencias que engrandecen y ayudan al otro al ser un verdadero espejo donde reflejarse. En el reencuentro con el niño interior, lo abrazamos y redescubrimos un ser humano maravilloso que cada día reclama la plenitud del amor de Dios

Fueron en total 25 personas que, al final del día, cerraron gracias a este taller un ciclo, no sin cansancio ni lágrimas, pero que permite empezar un mañana. El poeta costarricense Jorge Bravo lo describió desde su arte literario:

 

“Hombre”

 

Soy hombre, he nacido,
tengo piel y esperanza.
Yo exijo, por lo tanto,
que me dejen usarlas.
No soy dios: soy un hombre
(como decir un alga).
Pero exijo calor en mis raíces,
almuerzo en mis entrañas.
No pido eternidades
llenas de estrellas blancas.
Pido ternura, cena,
silencio, pan, casa...
Soy hombre, es decir,
animal con palabras.
Y exijo, por lo tanto,
que me dejen usarlas.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por JustMónica para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.