Fecha memorable para la Orden de Agustinos Recoletos: la Provincia de San Agustín ha quedado incorporada a la de San Nicolás de Tolentino

En la homilía de la misa de apertura del 127º Capítulo de la Provincia de San Nicolás de Tolentino, que tiene lugar en Marcilla (Navarra), Miguel Miró, prior general que presidió la celebración y es también el presidente de este Capítulo Provincial, ya recordó a todos los religiosos capitulares la importancia de los momentos que estaban viviendo y pidió a todos una actitud de acogida, discernimiento y disponibilidad como bases para una auténtica unión más allá de toda determinación jurídica.
noticias | 15 may 2018

A las diez de la mañana se juntaron todos los 36 capitulares en la sala capitular para comenzar los trabajos específicamente capitulares. Todos los asistentes eran conscientes de la transcendencia de cada uno de los pasos que se habían de dar en las primeras horas de la mañana, por lo que, después de nombrar a cada uno de los religiosos capitulares que respondieron con un “presente”, nada mejor que invocar al Espíritu Santo con el himno cantado del Veni, Creator Spiritus.

Después de este canto el prior general comunicó que la forma de unión de la Provincia de San Agustín a la de San Nicolás de Tolentino era la de “incorporación” y que todos los vocales eran testigos del acto, por lo que habrían de firmar en su momento el acta del acto, que se levantaría en triple copia.

El presidente del Capítulo dio la palabra a ambos priores provinciales –Sergio Sánchez y Michael Rafferty– que mostraron su buena disposición, el primero para acoger a los “hermanos” de la Provincia de San Agustín; el segundo, para dar las gracias a la Provincia que les acogía y a los mismos religiosos de su Provincia, al tiempo que afirmó que seguirían sirviendo a la Orden y a la Iglesia dondequiera que estén.

Rafferty, a petición del prior general, entregó el sello de su Provincia; el prior general recordó entonces a la Asamblea Capitular que Rafferty había dejado de desempeñar el cargo de superior mayor de la Provincia de San Agustín.

Inmediatamente Charles Huse, el capitular más antiguo por profesión religiosa, lee el decreto de unión por incorporación de la Provincia de San Agustín a la de San Nicolás. Toma acta del acto fray Benjamín Miguélez, secretario de la Provincia de San Nicolás de Tolentino, acta que, por triplicado, firman todos los capitulares.

Concluye este acto con el canto a voces llenas del himno “Vuelve a luchar por Cristo”.

Sin intervalo alguno, salvo el necesario para los sonoros aplausos en los momentos oportunos, continuó el Capítulo su mecánica, una vez que ya era una sola la Provincia, la de San Nicolás de Tolentino.

El presidente del Capítulo pronunció una larga alocución en la que procuró resaltar las ideas clave que habrían de tenerse en cuenta para un adecuado desarrollo capitular, incidiendo nuevamente en la nueva realidad creada con la unión de ambas Provincias. Afirmó que un Capítulo solo se entiende “desde la fe, de la unión con Cristo”; “es tiempo de comunión”; es necesario “pedir la luz de Cristo y la sabiduría del corazón”, “tener sentido de Provincia, de Orden, de Iglesia”; “romper con el egoísmo personal y colectivo”.

Miguel Miró expresó de forma sucinta otras ideas que lleva en su interior: “El fin de la reestructuración es lograr comunidades más evangélicas”; advirtió del peligro de caer en la “tentación de la supervivencia”, que genera miedos y ve en todo peligros, en vez de oportunidades; animó a todos a “escuchar con humildad y hablar con claridad, aunque también con caridad”.

Conforme a lo establecido en el “ordo Capituli”, después de su discurso, el prior general presentó a la Asamblea los tres escrutadores: Charles Huse, Alberto Eraña y Juan Yang. Los tres aceptaron el nombramiento y, después de que también los capitulares los aceptaran, juraron -con la mano sobre la Biblia- junto con el presidente, mantener en secreto los datos de sus escrutinios.

Después de un descanso muy oportuno a media mañana, se eligieron los dos moderadores (Rafael Mediavilla y Marlon Beof), el secretario del Capítulo (Benjamín Miguélez) y el consejero del Capítulo (Sergio Sánchez). Los dos moderadores, el secretario y el consejero, junto con el presidente del Capítulo, constituyen el Consejo del Capítulo.

Con estos nombramientos y elecciones ya quedó todo dispuesto para el normal desarrollo de los trabajos capitulares.

En la sesión de la tarde, el Consejo del Capítulo, previa consulta con los interesados, nombró a los encargados de preparar el Mensaje, de organizar la Liturgia, de enviar y responder los mensajes que llegan a la Asamblea Capitular, de elaborar la información y mantener la comunicación en torno al Capítulo y sobre el Capítulo.

Tras unas aclaraciones sobre el “Ordo Capituli”, que se dirimieron por votación secreta, terminaron las actividades capitulares con el trabajo por grupos, que tenían como objetivo una reflexión sobre el trienio que había terminado y, en una mirada hacia el futuro, apuntar las prioridades que habrían de tenerse en cuentas para ser incluidas en el programa de gobierno (Proyecto de vida y misión) para el trienio 2018-2021.

Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por JustMónica para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.