Nuevos baños para las casas de Terra Solidária de Lábrea

Además del sistema de agua potable y de saneamiento general, el proyecto social que se lleva a cabo permitirá la construcción en cada uno de los hogares del barrio labrense de Terra Solidária de nuevos baños, completando así el ciclo de mejora de calidad de vida y de prevención de enfermedades de sus habitantes.
noticias | 06 mar 2018
La Fundación Roviralta, a través de la ONGD agustino-recoleta Haren Alde, ha concedido una ayuda de 1.800 euros para la construcción de dos baños en las casas comunitarias del barrio de Terra Solidária, en Lábrea (Amazonas, Brasil), dentro de un proyecto general de agua y saneamiento que se lleva a cabo para beneficio de las 103 familias que habitan el lugar.

La Fundación Roviralta fue creada en 1959 por los hermanos Manuel y José María Roviralta, y tiene por objeto la aportación de las rentas generadas por su patrimonio para la realización de fines altruistas y/o benéficos. Esta ayuda se presta fundamentalmente a instituciones sociales del tercer sector que trabajan en ámbitos preferenciales como son el desarrollo social, la salud o la educación.

Asimismo, la Universidad Politécnica de Madrid, que ya colabora a través del grupo Red de Ingeniería Solidaria y Educativa en la elaboración técnica del proyecto, ha concedido a la ONGD La Esperanza otros 2.000 euros que serán aplicados en el proyecto general, en este caso en la distribución de agua potable para 34 viviendas.

Los baños que se van construyendo en casa hogar son de hormigón, con depósito de agua en el techo y energía eléctrica; dentro de los elementos que ofrecen para la vida cotidiana de las familias está un retrete, lavabo y área de ducha en el interior, así como una pila para lavar ropa en el exterior.

Hasta el momento, la gran mayoría de las casas de Terra Solidária no tenían baños; y las que lo tenían, eran rústicos, de madera, tan solo con un agujero en el suelo y sin conexión a ningún sistema de saneamiento o alcantarillado. El lavado de ropa o el aseo de las personas se hacía en el exterior, al aire libre.

Los nuevos baños tienen un diseño elemental pero suficiente y estarán conectados al sistema de saneamiento: cada dos baños (por tanto, cada dos viviendas) habrá una fosa séptica para el tratamiento correcto de los residuos. Las calles del barrio y sus zanjas dejarán de ser canales de aguas sucias al aire libre. Los baños se situarán en la parte posterior de la casa, separados a 1,5 metros de la pared trasera.

El agua que proviene de la ducha y los dos lavaderos se conducirá al pozo de decantación del sistema de saneamiento y, de allí, irá a parar al pozo de infiltración. En lo que se refiere el agua residual del retrete, pasará antes por la fosa séptica, depositando en el fondo de la misma casi todos los residuos que estén en suspensión. De ahí, el agua pasa al pozo de decantación y finaliza en el pozo de infiltración.

Una persona adulta produce anualmente cerca de 500 litros de orina y 35 kg de heces. En un sistema de saneamiento convencional, significa entre 20.000 e 100.000 litros de residuos por persona y año. Estos residuos contienen alta proporción de nitrógeno, fósforo, potasio y materia carbónica.

Hay poca concentración de metales, que procede normalmente de los productos químicos asociados a la higiene y la limpieza; además, puede haber organismos patógenos y micropoluentes procedentes de fármacos y hormonios.

Sin un correcto tratamiento, como ocurre actualmente en el barrio, diversas enfermedades pueden ser causadas por bacterias, virus y parásitos, que se pueden encontrar en altas concentraciones en las heces y en menor proporción en la orina. La mayoría de estos patógenos causan problemas gastrointestinales (diarrea, vómito y cólicos), aunque también pueden darse casos de daños en los órganos.

Estos patógenos son desactivados en el ambiente a lo largo del tiempo dependiendo de una combinación de factores como la humedad, pH, presencia de otros microorganismos o concentración de carbono y nutrientes; pero en todo caso deben ser tratados de forma adecuada para evitar las enfermedades.

Dado al relieve de la zona, la mayoría de los baños podrán realizarse directamente sobre una losa de hormigón apoyada en el terreno, aunque en cuatro de las casas, al estar en zona de inundación, será necesario elevar los baños mediante unos pilares.

Para el mantenimiento del baño será necesario limpiar las instalaciones y vaciar las fosas cada año. Para ello, ya se ha empezado a educar a los habitantes del barrio con múltiples actividades y formaciones.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por JustMónica para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.