Maria das Graças da Cunha Viana profesa en Guaraciaba como monja agustina recoleta

El pasado 20 de enero, en el Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe de las Agustinas Recoletas contemplativas en Guaraciaba do Norte (Ceará, Brasil), la comunidad religiosa recibió como monja profesa a la hasta entonces novicia Maria das Graças da Cunha, en una ceremonia presidida por el obispo de Tianguá.
noticias | 24 ene 2018
La única comunidad brasileña de agustinas recoletas contemplativas creció el pasado 20 de enero con la incorporación como profesa de la hasta entonces novicia Maria das Graças da Cunha Viana.

Antes de entrar en el monasterio, esta joven natural de la localidad de São Benedito (a tan solo 24 kilómetros de Guaraciaba) había sido la secretaria del Santuario de Nuestra Señora de Fátima, ministra de la Palabra y agente activa de su parroquia.

El sacerdote Clodoaldo Carvalho da Silva, párroco de São Benedito, fue el primero que le habló a Graças sobre si había pensado en la vocación contemplativa, una vez que conocía sus inquietudes espirituales y personales. Y llevó a “Gracinha”, como es conocida por todos, al monasterio en una de sus frecuentes visitas a las monjas.

De aquella primera visita hace ya cuatro años. Identificada con una vida de silencio, escucha de la Palabra, convivencia comunitaria agustiniana y contemplación recoleta, comenzó el proceso formativo con el postulantado y el noviciado, dando el siguiente paso con la incorporación a la comunidad como profesa simple.

La jornada comenzó en el monasterio a las cuatro y cuarto de la madrugada. La comunidad despertó a “Gracinha” con una canción cantada por todas a la puerta de su habitación; cuando abrió, le pusieron una corona de flores y una imagen del Niño Jesús que le acompañaría durante todo el día.

La preparación del monasterio para la celebración ocupó toda la jornada; por la tarde comenzaron a llegar sus familiares y amigos. Y a las cuatro de la tarde comenzó la celebración eucarística presidida por el obispo de Tianguá, Francisco Edmilson Neves Ferreira, dentro de la cual se llevaría a cabo el rito de la profesión religiosa, presidido por la priora de la comunidad, Consolación Villeda.

Entre los concelebrantes estaban el obispo emérito de Tianguá, el agustino recoleto Francisco Javier Hernández; los sacerdotes diocesanos Antônio Irineu, Clodoaldo Carvalho, Felipe Ribeiro y Carlos Henrique Soares, amigos de la comunidad y de la nueva profesa, y que acompañaron su fe y su vocación en determinados momentos de su vida; y el sacerdote secular Wesley Barros, que hasta hace poco pertenecía a la diócesis de Crato y que será el próximo rector del Seminario propedéutico.

También estuvieron presentes durante toda la celebración o en alguno de sus momentos, a causa de sus compromisos pastorales, los agustinos recoletos miembros de la comunidad de Guaraciaba do Norte; cinco postulantes agustinos recoletos de la región de Ceará que están de vacaciones en estos momentos y estudian Filosofía en Franca (São Paulo) y algunos de los seminaristas diocesanos de la diócesis de Tianguá: todos ellos sirvieron como acólitos y ayudaron a la comunidad de monjas en la liturgia.

La extensa Familia Agustino-Recoleta en Guaraciaba acompañó a las monjas en tan alegre celebración que indica el crecimiento y arraigo del carisma agustino recoleto en la región; por ello también las Juventudes Agustino-Recoletas y la Fraternidad Seglar Agustino-Recoleta tuvieron una participación especial en la ceremonia.

Durante la homilía, el obispo Edmilson Neves pidió a la neoprofesa que siempre escuche a Dios y le siga con alegría y fidelidad, imitando ese seguimiento de Abraham que deja todo sin exigir nada a cambio; le pidió que no viva para sí misma, sino en comunidad, como los primeros discípulos, siempre preparada con la lámpara, como las vírgenes prudentes de la parábola evangélica, para el encuentro definitivo con el esposo.

La familia de “Gracinha” acompañó la ceremonia con profunda emoción; sus padres y hermanos, el pueblo de Dios de su parroquia entre quienes siempre ha sido muy conocida, recibieron luego el agradecimiento de la comunidad religiosa con una confraternización.

La comunidad siguió con la fiesta interior y la alegría aún después de los invitados haber vuelto a sus lugares de origen. En comunidad siguió la alabanza a Dios por el importante paso dado por la nueva profesa, pidiendo sin cesar por su fidelidad y perseverancia.

Álbum completo de la profesión simple de Maria das Graças da Cunha Viana.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por JustMónica para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.