Los agustinos recoletos de la Vicaría de México y Costa Rica se embarcan en la denominada “Expedición Vocacional”

Recientemente se ha incorporado fray Fabián Martín Gómez al equipo de promotores vocacionales de la Vicaría de México y Costa Rica, que junto con fray Honorio Calvo, fray Ricardo Magallanes y fray Mario Corrales, se encarga de animar la pastoral vocacional que implica tanto a los religiosos y a sus ministerios como a toda la Familia Agustino-Recoleta, de forma especial a las Fraternidades Seglares Agustino-Recoletas y las JAR. Dada la importancia de este campo le planteamos una serie de preguntas a fray Fabián.
noticias | 15 dic 2017
Monseñor Carlos Briseño bendice la cruz vocacional

Durante años se hacía una diferencia, a veces radical, entre la pastoral en general y la pastoral específicamente vocacional. ¿Cuál es tu parecer al respecto?

Toda la pastoral que realiza la Iglesia es, de un modo u otro, vocacional, y esto hay que tratar de hacerlo real, práctivo y efectivo en nuestras comunidades. En el servicio de la animación de las vocaciones, es urgente pasar de una pastoral vocacional aislada e independiente a una pastoral vocacional integrada en la pastoral orgánica de la comunidad cristiana. También es necesario hoy más que nunca pasar de la propaganda del reclutamiento a la atracción y seducción del llamamiento personal de Jesús. Y necesitamos también pasar de una pastoral vocacional que busca resultados a una pastoral vocacional que acompaña procesos de acuerdo con un itinerario discipular y carismático.


¿Cómo alcanzar estos objetivos?

Hace ya un par de años que se publicó para toda la Orden el Itinerario Vocacional Agustino Recoleto –IVAR–. Es un proyecto integral para la pastoral vocacional que pretende abarcar las tres dimensiones del quehacer de la animación de las vocaciones en la Iglesia: promover la cultura vocacional, hacer la siembra vocacional y acompañar en el discernimiento vocacional. El IVAR se articula en torno a la imagen de la agricultura y habla de tres etapas, que se corresponden con cada una de las dimensiones anteriormente mencionadas: arar, sembrar y cultivar.


¿No se han arbitrado medidas más concretas o establecido cauces para poner en práctica la triple dimensión a que te refieres? ¿Hay ya alguna experiencia sobre la manera de hacer efectivo ese proyecto?

En la Vicaría de México y Costa Rica se ha puesto en marcha la celebración de la Expedición Vocacional. Y me preguntarás qué es la Expedición Vocacional. No es una “excursión” vocacional, ni una “procesión” vocacional, ni una “peregrinación” vocacional. Se le dio el nombre de Expedición Vocacional porque, de acuerdo con el diccionario de la Real Academia, expedición se refiere a un grupo de personas que realizan un viaje organizado con fines muy concretos. Por lo tanto, es una iniciativa de la pastoral vocacional que consiste en ir pasando por los ministerios de la Vicaría en distintas fechas, durante cerca de una semana, para dinamizar la cultura vocacional. Es una actividad que se atiene al esfuerzo de arar, es decir, de crear y recrear la cultura vocacional en todos nuestros ministerios.


¿Está bien sopesado el proyecto de la Expedición Vocacional o responde a una fiebre del momento como ha habido tantas otras?

La Expedición Vocacional no es un invento de los promotores vocacionales producto de una noche de insomnio, sino una iniciativa que se viene promoviendo desde el Secretariado general de vocaciones de la Orden de Agustinos Recoletos. Esta iniciativa se llevó a cabo en Colombia en el 2014 y ha supuesto para la pastoral vocacional en las comunidades recoletas de aquel país un antes y un después en la calidad de la animación vocacional. La Expedición Vocacional nos va a implicar a todos, todos tenemos que entrarle, pues el éxito o el fracaso será o un fruto o una consecuencia para todos. Si todos ponemos algo de nuestra parte, la expedición irá adelante.


Cualquier proyecto que no cuenta con recursos humanos y materiales está abocado al fracaso. ¿No ocurrirá lo mismo con esta “Expedición Vocacional”?

Para celebrar la Expedición se cuenta con algunos materiales. En primer lugar, se tiene a disposición un signo de la Expedición que es la cruz vocacional o la cruz de la expedición vocacional. Se cuenta con unas lonas con el logo de la expedición y los carteles para la pastoral juvenil y vocacional que se propusieron desde el Generalato para el próximo año pastoral 2018. Se tiene a disposición un folleto impreso al que se le tituló manual expedicionario y en el que se contienen todas las celebraciones posibles para esa semana de la expedición: subsidio litúrgico para la misa de apertura y de clausura de la expedición, horas santas vocacionales, un rosario vocacional, textos para la lectio divina, la oración de la expedición y otras oraciones vocacionales, etc. También se cuenta con un himno para la expedición.


A partir de tus comentarios parece que lo que se busca de una forma u otra es crear una cultura vocacional, idea ya con muchos años en la Iglesia de Dios. Sería bueno que aclararas esa expresión de “cultura vocacional”.

Si queremos durante todo este año a través de la Expedición fomentar (o crear, si fuera necesario) la cultura vocacional, bueno es que entendamos a lo que nos referimos con cultura vocacional.La expresión“cultura vocacional” se utiliza para describir el entorno favorable que necesita una vocación para arraigar y florecer, caracterizada por la vivencia de la gratitud, la apertura a lo trascendente, la disponibilidad, la confianza en sí mismo y en el prójimo, el afecto, la comprensión, el perdón, la responsabilidad, la capacidad de soñar, el asombro y la generosidad. Todas ellas son actitudes vocacionales de fondo que hace que la persona se ponga en búsqueda de descubrir dónde la quiere y sueña Dios.


¿Hay ya algún intento de poner en práctica esta Expedición Vocacional en la Vicaría de México-Costa Rica?

Sí. La primera comunidad en acoger la celebración de la Expedición fue la comunidad del Postulantado San Agustín de la Ciudad de México, donde los candidatos a la vida religiosa agustino-recoleta de México cursan la filosofía. Como promotor vocacional me correspondió a mí presentar a la comunidad lo que se entiende por cultura vocacional. Se celebró la misa de apertura de la Expedición el domingo día 3 de diciembre, en el marco de la celebración del primer domingo de Adviento; se tuvo una hora santa vocacional y, además, la cruz expedicionaria preside todas las celebraciones.

El sábado 2 de diciembre las Fraternidades Seglares Agustino-Recoletas de la Ciudad de México se reunieron para el retiro de inicio del Adviento. También en este retiro estuve presente por la tarde para presentar a los miembros de las Fraternidades la Expedición Vocacional y la cruz vocacional. Todos manifestaron su entusiasmo por esta iniciativa y expresaron su deseo de colaborar.

En esa misma tarde, en el marco de la ordenación diaconal de fray Ricardo Magallanes, el obispo agustino recoleto monseñor Carlos Briseño Arch bendijo la cruz expedicionaria y animó a todos los presentes a involucrarse en la pastoral vocacional, para que llegue a ser una tarea de todos, de toda la comunidad cristiana, que es también, comunidad vocacional.

Gracias, Fabián. Que esta iniciativa contribuya de forma eficaz a crear y potenciar una auténtica cultura vocacional en los religiosos y en los ministerios que atienden pastoralmente, en las Fraternidades Seglares y en las Juventudes Agustino-Recoletas –JAR–.

Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por JustMónica para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.