Los Agustinos Recoletos y los católicos de El Paso participan en un encuentro interreligioso por los migrantes ante la llegada del nuevo Gobierno en EE.UU.

Auspiciado por el Instituto Fronterizo Esperanza (Hope Border Institute), la Diócesis de El Paso (Texas, Estados Unidos) ha participado en un encuentro interreligioso de oración para apoyar a los migrantes y refugiados tras la campaña de amenazas, incertidumbre y miedo de las últimas elecciones presidenciales y la llegada del nuevo Gobierno federal en Estados Unidos.
noticias | 17 ene 2017
Durante la última campaña electoral en Estados Unidos, los migrantes y refugiados han estado en el centro de las discusiones políticas y han tenido que oír amenazas de deportaciones masivas, muros que dividen y criminalización de sus vidas tan solo por buscar una vida mejor y digna tras sufrir persecución, violencia o falta total de perspectivas en sus regiones de procedencia.

Terminado el proceso electoral con un nuevo presidente electo de los Estados Unidos que tomará posesión de su cargo el próximo 20 de enero, muchos pensaron que se iba a rebajar el tono de la discusión y amenazas con relación a los migrantes y refugiados. No ha sido así.

“Somos testigos del miedo y de la incertidumbre de muchos niños que van a la escuela y no saben si al volver a casa van a encontrar a sus padres. Muchos jóvenes, los llamados dreamers o soñadores que con permisos especiales han podido comenzar a estudiar y tienen la esperanza de terminar una carrera, descubren que hay personas que quieren destruir esta esperanza e ilusión por formar parte de esta sociedad con plenos derechos”, dicen los agustinos recoletos en El Paso, ciudad texana situada frente a la mexicana Ciudad Juárez en una de las más grandes y complicadas fronteras del mapa geopolítico mundial.

“Hemos sido testigos también del sufrimiento de mucha gente de Ciudad Juárez que han tenido que huir amenazados por el cartel de la droga o los sicarios que tanto daño y violencia ejercen cada día en México”, añaden.

Por todos estos motivos, el jueves 12 de enero la Catedral de San Patricio de El Paso (Texas) se llenó durante la celebración de un servicio de oración especial en el que participaron algunos líderes políticos locales y representantes de las diferentes religiones existentes en la ciudad (católicos, protestantes de diversas denominaciones, judíos, musulmanes, comunidad Zen, comunidad Bahai, entre otros).

Todos ellos quisieron celebrar su identidad como comunidad migrante, afirmando la dignidad de todos los residentes y uniéndose en solidaridad “con todos nuestros hermanos indocumentados”.

Durante la celebración, presidida por el obispo católico de El Paso, Mark Seitz, se escucharon diversos testimonios, algunos de ellos especialmente sangrantes, sobre el sufrimiento de estas personas y de sus familias, muchas veces incomprendidas y maltratadas. Tras cada testimonio, uno de los líderes religiosos ofrecía una meditación y dirigía una oración por la Paz, tras lo cual encendía una vela.

Mark Seitz hizo la reflexión final, animando a los migrantes y refugiados a no tener miedo y repitiendo con fuerza: “Ustedes no están solos”.

La celebración terminó con la firma de un documento “community pledge” (promesa de la comunidad) por parte de todos los líderes sociales y religiosos presentes en el que se defiende la dignidad de todos los seres humanos y que se enviará al nuevo gobierno de los Estados Unidos en la capital federal, Washington D.C.
Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por JustMónica para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.