Los Agustinos Recoletos y los inicios del cine en Filipinas y China

Antonio Ramos, natural de Alhama (Granada), además de fundador del cine Rialto de Madrid, fue director de cine y el pionero de la exhibición cinematográfica en Filipinas y China. Curiosamente, los Agustinos Recoletos formaron parte de esa historia de pioneros.
noticias | 18 ago 2011
La antigua Shanghai, donde Ramos fundó la mayoría de sus cines.

Inició la exhibición del cine en pequeños pueblos de Filipinas y, más tarde, fundó siete grandes salas cinematográficas en Shanghai, construyó el cine Rialto de Madrid y hasta dirigió y produjo varias películas para el público chino. Se llamaba Antonio Ramos, nació en 1875 en Alhama (Granada, España) y fue uno de los últimos de Filipinas. Los Agustinos Recoletos formaron parte de la historia.

Su nombre completo era Antonio Ramos Espejo. Tras estudiar Magisterio, la crisis económica le hizo alistarse como voluntario para ayudar a su familia en un batallón de cazadores destinado a la guerra de Filipinas. Una guerra que también quedó marcada a fuego en la historia de los Agustinos Recoletos, a los que conoció en el archipiélago.

Como Ramos sabía leer y escribir bien, en Manila es destinado a oficinas, por lo que jamás entró en combate. Durante su estancia en Manila ganó algún dinero enseñando a leer a los soldados y más tarde montando una cervecería. Tras la derrota española y el regreso de los soldados a la península, Ramos decide quedarse allí para hacer fortuna. A través de una publicación atrasada tuvo conocimiento del invento de los hermanos Lumiére y con sus ahorros encarga un proyector y unas películas.

Ramos fue el responsable de las primeras proyecciones de cine en Filipinas y de algunas de las imágenes que se tienen de allí entre 1897 y 1898. En concreto, produjo escenas como Panorama de Manila (Manila landscape), Fiesta de Quiapo (Quiapo Fiesta), Puente de España (Bridge of Spain), y Escenas Callejeras (Street scenes), lo que le hizo ganarse el título de primer productor de imágenes cinematográficas en la historia del cine filipino.

También exhibió la película La Pasión de Cristo, de los hermanos Lumiére. Junto con los misioneros Agustinos Recoletos, recorrió los poblados indígenas mostrando la cinta.

Pero no consiguió el efecto económico deseado y decidió marcharse a Shanghai. Allí heredó el equipo del frustrado empresario cinematográfico Galen Bocca, español también, e ideó las estrategias que haría de él el auténtico pionero de la exhibición cinematográfica en China.

Shanghai era entonces una urbe populosa y con una amplia presencia internacional que, además, carecía de espectáculos. Alquiló un antiguo burdel para reconvertirlo en sala de proyecciones. El éxito le hizo ampliar su cadena de distribución a otros espacios más adecuados para un público de clase media-alta, una vez obtenido su éxito y despegue entre las clases más bajas.

Así abre el gran cine de la calle Honkow y el cine Victoria, donde pone sus oficinas de la Ramos Amusement Corporation. En diez años levanta cinco cines más: el Carter, el China (con 700 asientos), el National, el Embassy y el Olimpic.


Productor y director

Para luchar contra el escaso interés que muestran los chinos hacia las películas occidentales, y sobre todo americanas, el propio Antonio Ramos se convierte en director y más tarde en productor, con el drama Vengeful tide y la comedia The Foolish Policeman.

En Shanghai se casa con la ucraniana Rosa Nazurowsky y construye un palacete de estilo neoárabe, de inspiración andalusí, encargado al arquitecto español Abelardo Lafuente que, a diferencia de sus cines, todavía se puede ver en Shanghai.

A partir de 1925, se abre una etapa difícil para los empresarios extranjeros en China. Antonio Ramos decide alquilar sus cines y venirse a Madrid. En la capital de España construyó el Cine Rialto, inaugurado en 1930.

En 1932 vuelve a Shanghai para vender sus propiedades, que hasta ese momento se las habían gestionado los Agustinos Recoletos, que tenían en la ciudad china su Procuración Provincial para Asia. Por cinco millones de pesetas se deshace de todos sus cines, que pasan a los llamados 'padres del cine chino', Zhan Schichuan y Zheng Zhengiu.

Ramos, con el apoyo y compañía de los Agustinos Recoletos, fue así el el iniciador del cine en Filipinas, fundador de las primeras salas de exhibición en China, productor y director del primer cine chino, distribuidor y propietario de las mejores salas del Shanghai y de uno de los tesoros de la Gran Vía madrileña, el “broadway” de la capital de España.

Antonio Ramos murió en Madrid en el año 1944, a los 69 años de edad.






FUENTES:

Anadalupedia
Radio Exterior de España, RTVE
Alhama Comunicación
El Ideal de Granada
Sombras Recordadas

Síguenos en facebook twitter youtube Español | Portugués | English Política de privacidad | Webmail

Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino.

Paseo de la Habana, 167. 28036 - Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Desarrollado por JustMónica para OAR Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. © 2018.