Semana vocacional 2023. Agustinos Recoletos. Querétaro, México.

En el marco de la fiesta de la Conversión de san Agustín y de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el Colegio Fray Luis de León celebró esta semana vocacional 2023 con el objetivo principal de expandir la cultura vocacional en la comunidad educativa.

Del 24 de abril al 2 de mayo la comunidad educativa del Colegio Fray Luis de León de los Agustinos Recoletos en Querétaro (México) programó la Semana Vocacional 2023, con actos dirigidos a todos sus miembros: alumnos y alumnas de todos los niveles, docentes, familias, grupos juveniles y jóvenes en discernimiento.

El área de Preescolar fueron los encargados de inaugurar la Semana con la visita animada de san Agustín y de san Nicolás de Tolentino, personajes que repartieron sonrisas y abrazos. Una de las actividades fue la redacción de una carta-invitación a la fiesta, para que todos pudiesen sentir que su vida al lado de Dios es una fiesta que se vive junto a los demás desde la alegría.

Los profesores y administrativos del Colegio se reunieron ese primer día para participar de una Hora Santa de oración por todas las vocaciones de la Iglesia.

Durante la semana los alumnos de todos los niveles recibieron formación especial adecuada a su edad para invitarles a decidirse a formar, junto con Cristo, un proyecto de vida que fuese, además, compartido y vivido junto a la comunidad. Para ello se utilizaron todos los materiales, vídeos y reflexiones ofrecidos por la Provincia de San Nicolás de Tolentino y por la Orden de Agustinos Recoletos, que se difundieron ampliamente.

La Semana vocacional se clausuró con una Eucaristía vivida con mucho ánimo y con participación activa de todos los presentes. Esta participación fue una constante durante toda la Semana, destacándose la gratitud mutua por el éxito de la iniciativa y los frutos conseguidos de reflexión sobre planear la vida personal desde la cultura vocacional.

III Convivencia vocacional

Diecisiete jóvenes, algunos de ellos miembros de las Juventudes Agustino-Recoletas (JAR), quisieron afianzar su discernimiento vocacional y promover un espíritu de fraternidad y de sentido comunitario de la vida participando en esta convivencia, en el marco de la Semana Vocacional, que tuvo lugar el 28 de abril.

El hilo conductor fue el propio Itinerario Vocacional Agustino Recoleto (IVAR), un proceso vital y gradual que lleva a comprenderse a sí mismo como persona, reconocerse como miembro de la sociedad y comprometerse como miembro de la Iglesia.

Una oración en el inicio sirvió para disponer a los participantes a dejarse conducir y guiar por el Espíritu Santo. Siguió una dinámica en la que la persona de Jesús era mostrada como la roca y eje modular de la historia vital de cada uno.

El reconocimiento como miembro de la comunidad eclesial era el siguiente paso, tras la llamada gratuita de Dios a través del bautismo para participar de la Iglesia de una manera activa, alegre y con disposición para aportar y para aprender: un llamamiento a la santidad y a agradecer los propios dones para ponerlos al servicio de todos.

Por último, se dialogó, reflexionó y oró en torno a la idea de la identidad de grupo, la amistad agustiniana y la superación de diferencias de edad o personalidad. En todo momento se compartió este ambiente de convivencia, reforzado por la comida común y actividades de descanso, ocio y deporte grupales.

.