espaol portugus english email
"Aún estamos muy lejos de la sociedad que soñaba Cleusa de inclusión de los pobres y justicia social"


"Aún estamos muy lejos de la sociedad que soñaba Cleusa de inclusión de los pobres y justicia social"
01-02-2018 Brasil
Cireneo Kuhn es misionero del Verbo Divino, natural de Brasil. Tras cinco años de misionero en Filipinas, desde 1994 este músico, compositor y director de audiovisuales es director de Verbo Filmes, una de las principales productoras católicas en su país. Acaba de estrenar un documental sobre la hermana Cleusa, misionera agustina recoleta asesinada por su defensa de los indígenas en Lábrea (Amazonas, Brasil).
Antes de hacer el video sobre la hermana Cleusa, prácticamente no sabía de la Familia Agustino-Recoleta nada más que el nombre. El primer contacto directo se dio una vez que se concretó el pedido del documental. El nombre de la hermana Cleusa sí lo había escuchado, especialmente en las celebraciones de los llamados mártires del camino, en Ribeira Cascalheira (Mato Grosso), cuando se citan los nombres de quienes han dado su vida por los derechos de los indígenas. Aún así, no sabía que había sido misionera agustina recoleta.

Los primeros contactos para hacer este documental se dieron a finales de 2016. Recibí un correo electrónico de la secretaria ejecutiva de SIGNIS-Alagoas hablándome del proyecto que estaban organizando junto con la Red Eclesial Pan-Amazónica (REPAM) para una serie documental sobre los mártires que han dado la vida por la Amazonia y sus pueblos. En el correo electrónico asignaban a Verbo Filmes el documental sobre la hermana Cleusa, lo que aceptamos con gran placer.

Enseguida consulté a “san Google” qué tenía que decirme sobre la hermana Cleusa Carolina Rhody Coelho. Encontré algunas cosas, pero la verdadera ayuda informativa y más me vino de la hermana Josefina Casagrande, misionera agustina recoleta.

Ella nos ayudó muchísimo en el proceso de producción, nos entregó materiales, nos habló de quiénes podríamos entrevistar, nos solventó las dudas que surgían mientras íbamos redactando el guion.

Para las grabaciones hicimos dos viajes, uno al estado de Espíritu Santo, cuna de la hermana Cleusa, y otro a Lábrea, donde sucedió su martirio.

Ya había estado antes en la Amazonia, por trabajo, filmando para otros reportajes. Pero no conocía Lábrea. Los días que estuve allí, acompañado por el seminarista verbita Edilson Shinozaki, pude sentir de cerca las precarias condiciones en que vive la población, principalmente en lo que respecta a saneamiento básico.

No voy a decir el tópico de que es un “Brasil distinto”, porque en muchos otros puntos del país podemos encontrar situaciones parecidas o incluso peores. Pero sí supuso para mí confirmarme en mi convicción de que los contrastes escandalosos que vemos entre ricos y pobres en esta nación revelan que aún estamos muy lejos de la sociedad soñada por la hermana Cleusa; una sociedad de inclusión de los pobres, en la que se comparte y es real la justicia social.

La Iglesia en los últimos años ha establecido importantes prioridades en relación a la Amazonia. Por lo menos dos Campañas de la Fraternidad, que se celebra durante la Cuaresma en todo Brasil, han tenido como protagonista a la región.

Es una manera de que los prejuicios tiendan a disminuir; así, percibo una creciente concienciación, especialmente en el ámbito escolar, con respecto a la Amazonia y a la responsabilidad que todos tenemos para su revitalización y protección.

La REPAM, iniciativa de la Iglesia Católica, tiene como uno de sus objetivos exactamente esta concienciación de todos para con los desafíos, problemas y causas que los causan, en la Amazonia.

Recorrer los caminos de la hermana Cleusa para el documental fue una experiencia emocionante. Los testimonios de quienes la conocieron me hicieron creer que estaba realmente ante un trabajo que merecía por mi parte una dedicación especial.

La hermana Cleusa sigue viva en el alma de los apurinãs, en el corazón de los leprosos, en el camino cotidiano de las comunidades. Su mística es comparable a la de los grandes santos.

Cuando terminé la edición del documental, envié una previsualización completa a varias personas, especialmente jóvenes, para que me dijesen qué les parecía. Todos quedaron encantados con el testimonio de la hermana Cleusa. Lo que más resaltaron fue su desapego, su simplicidad, su donación de vida y su amor a los pobres. Creo que eso mismo es un perfecto resumen de la hermana Cleusa.

Durante la edición, al menos dos veces recuerdo que me salieron lágrimas, que eran de emoción por tener el privilegio de hacer un trabajo como este. Quedó en mí el desafío de continuar buscando personas como Cleusa, que sirven de inspiración para mi vida y la de todos aquellos que puedan ver un día cualquiera de estos documentales.


¿Y tú que opinas?

menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.