espaol portugus english email
“El desarrollo y gestión de la Ciudad de los Niños, sin otro interés que el servicio a los demás, sólo se consigue con un entusiasmo, una capacidad de trabajo y una ilusión extraordinarios” [Parte 1]


“El desarrollo y gestión de la Ciudad de los Niños, sin otro interés que el servicio a los demás, sólo se consigue con un entusiasmo, una capacidad de trabajo y una ilusión extraordinarios” [Parte 1]
02-12-2017 Costa Rica
Un profesor y un alumno de la Universidad Politécnica de Madrid han visitado durante 15 días la Ciudad de los Niños y otras empresas e instituciones del ámbito agrario en Costa Rica para poner en marcha nuevas iniciativas y proyectos de mejora en la Finca Agropecuaria de la institución socioeducativa. En dos entregas, hablamos sobre esta experiencia y su significado humano y profesional.
José Ramón Conde (1957) es profesor del Departamento de Producción Agraria de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM); ha participado en una docena de proyectos de Investigación y Desarrollo de financiación tanto pública como privada y ha sido miembro del Consejo de Gobierno de la UPM. Su labor docente actual se centra en producción vegetal y fitotecnia.

Por su parte, Santiago Oriol (1994) es estudiante de Ingeniería y Ciencia Agronómica en la UPM, y va a desarrollar en los próximos meses su proyecto de fin de carrera, dirigido por el profesor Conde. Con este motivo viajaron juntos a la Ciudad de los Niños, en Costa Rica, con el objetivo de conocer la Finca de la institución, que se usa tanto para la enseñanza práctica del taller de Agropecuaria como para dotar de alimentos a la propia institución, en la que cada día se alimentan alrededor de medio millar de personas.

El primer fruto de esta visita ha sido un amplio informe que puede verse en este enlace donde se muestran las primeras conclusiones sobre cómo mejorar la Finca del proyecto socioeducativo de los Agustinos Recoletos para hacerla más viable, con mejor producción y mejores posibilidades de enseñanza. A este primer informe elaborado por el profesor Conde le seguirá el trabajo de Oriol para desarrollar su propio proyecto de fin de carrera.

Hemos trasladado al profesor Conde unas preguntas que nos acerquen a su experiencia personal, humana y profesional, tras esta visita a la institución socioeducativa.


• ¿Qué le ha llamado la atención del proyecto social Ciudad de los Niños?

En Costa Rica, durante mi visita, he podido comprobar personalmente cómo la voluntad de unas pocas personas decididas al servicio de los demás puede desarrollar una labor importante por su magnitud y esencial para los cientos de niños y jóvenes que se educan y forman profesionalmente en la Ciudad de los Niños.

He reflexionado sobre la importancia que para esos niños, sin que ellos sean del todo conscientes por ahora, va a tener su paso por la Ciudad. Proceden de situaciones nada favorables económica, social y/o familiarmente. Me agradaba e impresionaba imaginar cómo resulta muy probable que su futuro profesional y, sobre todo, personal, en principio incierto, sea después mucho más seguro y estable.

He reflexionado, y reconocido también, sobre la estrecha e incluso necesaria relación entre la vocación religiosa de los Agustinos Recoletos responsables de la Ciudad y la profundidad del proceso de formación integral y equilibrada de los chicos que, más allá de conocimientos y capacidades, se extiende a su desarrollo humano y espiritual, lo que hace a aquellos más sólidos y útiles.

Desde otro punto de vista más material, también me ha llamado mucho la atención la extensión y la belleza de la Finca agropecuaria y la complejidad y calidad de sus infraestructuras e instalaciones, tanto educativas y de servicios como agrarias.

Entiendo que el desarrollo de un proyecto de tal dimensión y su gestión diaria, en ausencia de otro interés distinto del servicio a los demás, sólo se puede conseguir con un entusiasmo, una capacidad de trabajo y una ilusión extraordinarios.


• ¿Cómo valoraría el trabajo que llevan a cabo los Agustinos Recoletos?

Lo valoro de una forma extremadamente positiva a la vez que admirado por la vocación, sencillez y humildad que he observado en ellos. Como creyente y católico corriente de una sociedad actual he cultivado y desarrollado mi fe de una forma bastante individual, rutinaria y creo que muy mejorable, pero siempre he pensado que la labor espiritual y material de la Iglesia, en general, es imprescindible para mantener la humanidad de un mundo tan personalista y sometido a la economía.

Mi certeza ahora es mayor; he tenido la oportunidad de comprobarlo directamente con el ejemplo de los Agustinos Recoletos con los que he convivido estos días, al darme cuenta de que esta admirable labor se materializa y va más allá de lo que yo pensaba y de lo esencial que es para ello la verdadera y profunda fe, el compromiso y la vocación religiosa. Todo desde, prácticamente, el anonimato, lo que casi sorprende por injusto, pero que lo hace más valioso y apreciable.


• ¿Se han cumplido las expectativas anteriores al viaje?

Desde un punto de vista profesional, totalmente. He tenido la oportunidad de conocer la práctica de una agricultura que se desarrolla en condiciones muy diferentes de las que he conocido hasta ahora. Tanto las especies cultivadas como las condiciones ambientales en las que crecen, clima y suelo, son muy distintas.

Si la sequía y el prolongado y acusado déficit hídrico y, en menor medida, el frío y los días cortos del invierno, son los factores que más condicionan y limitan la producción de nuestras zonas de secano cerealista e, incluso, de los regadíos, que es lo que yo más conozco, en Costa Rica, con días muy uniformes y temperaturas muy suaves todo el año, lo son el exceso de días de lluvia y de contenido de agua del suelo, que condicionan la selección de especies y la oportunidad de las operaciones de cultivo, al tiempo que agravan los problemas fitosanitarios y de competencia por malas hierbas.

También me ha resultado llamativo ver cultivos de origen “europeo” como lechuga, zanahoria, remolacha de mesa o cebolla a muy elevadas altitudes, de 2.000 a 3.000 metros sobre el nivel del mar, donde las temperaturas pueden llegar a ser lo necesariamente frescas para permitir la evolución apropiada y completa de su ciclo de desarrollo. Ha sido una experiencia muy interesante.

Personalmente, debo decir que mis expectativas iniciales han sido ampliamente superadas por la realidad. La convivencia con la comunidad de religiosos agustinos recoletos ha sido inesperada y extraordinariamente agradable para mí y también para Santiago, el estudiante que ha compartido el viaje conmigo. Al decir esto, no me olvido de cuantos también trabajan en la Ciudad y han colaborado para hacer de mi estancia más agradable y productiva.

Respondí afirmativamente a la propuesta de RISE, en principio, como si se tratara de otra de mis obligaciones profesionales y la afrontaba como tal, aceptando el hecho de estar dos semanas fuera de casa y de mi cómoda rutina. No esperaba otro resultado que cumplir con mi cometido. Me equivocaba profundamente, porque hemos recibido mucho, mucho más de lo aportado.

Hemos sido recibidos con inolvidable generosidad, sencillez y hospitalidad, hemos compartido comidas, sobremesas y conversaciones divertidas e interesantes, hemos admirado su preocupación y conocimiento de cada alumno de la Ciudad y su servicio y paciencia con ellos, la multitud de tareas diferentes que realizan a lo largo del día, su dedicación al culto y la oración, y la alegría, humildad y paz con la que lo hacen todo.

De cada uno de ellos he aprendido algo. Me gustaría que, por una u otra razón, tengamos la ocasión de mantener el contacto pero, en todo caso, no olvidaré nunca estas dos semanas en la Ciudad y siempre las recordaré con cariño y cierta nostalgia.


¿Y tú que opinas?

menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.