espaol portugus english email
Diego Méndez, agustino recoleto, hace su profesión solemne en Manaos
Diego Méndez en el momento de leer la fórmula de su profesión solemne


Diego Méndez, agustino recoleto, hace su profesión solemne en Manaos
30-10-2017 Brasil
El día 20 de octubre, fiesta de santa Magdalena de Nagasaki, la parroquia Santa Rita de Casia de Manaos, Amazonas, se vistió de fiesta. Era la primera vez que se celebraba una profesión solemne y por este motivo reinaba en los parroquianos un sentimiento de alegría y curiosidad ante la consagración definitiva del agustino recoleto Diego Méndez Granados.

La comunidad religiosa cuidó de todos los detalles, principalmente de la celebración litúrgica. Dos meses antes comenzaron los ensayos del coro parroquial, dirigido por Diego Méndez Granados, y que el día de la profesión interpretó músicas agustinianas y amazonenses. Algunas de las estrofas del canto de entrada, la melodía de las letanías y la antífona de consagración fueron compuestas por el mismo Diego, que haría su profesión solemne.



Mientras el equipo de cocina preparaba los bocadillos para la confraternización que se ofrecería después de la Eucaristía, otro  equipo de trabajo arreglaba el templo con cuidado y cariño. El altar y la alfombra donde se postraría Diego estaban llenos de flores. El presbiterio se dispuso para facilitar la participación y ubicación del presidente de la Eucaristía, monseñor José Albuquerque, obispo auxiliar de Manaos, y los concelebrantes.

Estaban presentes sacerdotes diocesanos de parroquias vecinas, la comunidad religiosa (René González, Manuel Silva y Refugio González); José García Corcuera, delegado de Brasil; el formador del postulantado de agustinos recoletos en Franca SP Wesley Silva, y el más joven miembro de la comunidad manauara Jorge Quirós, que se encuentra aprendiendo portugués para luego ir a la misión de Tapauá, en la Prelatura de Lábrea.

A las 18.30 comenzó la celebración, en la que reinó el orden y la belleza litúrgica. La Iglesia estaba llena de los fieles con los que la comunidad de frailes comparte diariamente la fe. Estuvieron presentes Daniela y Mercedes Rivera, hermana y prima, respectivamente, de Diego Méndez.

El salmo responsorial lo cantó el propio Diego. La homilía fue muy rica, con palabras sabias y llenas de cariño. Monseñor José pidió a fray Refugio González que hablara a la asamblea de la figura de santa Magdalena de Nagasaki.

El prior de la comunidad y párroco René González fue delegado por el prior provincial Sergio Sánchez para recibir los votos de Diego. Los testigos fueron Refugio González y Manuel Silva, que hicieron la llamada del neo-profeso. José García Corcuera, delegado del prior provincial en Brasil, realizó el interrogatorio. Uno de los momentos más emocionantes fue el canto de las letanías, durante las cuales reinó un ambiente de oración, acompañado por la belleza del canto. Después de pronunciar la fórmula de la profesión delante de fray René y firmarla sobre el altar junto con los testigos, Diego se dirigió al centro del templo para cantar una antífona: “Yo soy tu hijo, recíbeme, oh Señor; y mi boca cantará tus alabanzas”. Después se arrodilló para recibir la bendición solemne de consagración, a la que siguió uno de los momentos más emotivos: el abrazo fraterno de sus hermanos agustinos recoletos.

Diego, Wesley y Jorge presentaron las ofrendas. La Eucaristía continuó como de costumbre aquí en Amazonas: animada y participativa.

Después de la comunión, el prior de la comunidad, René González, dirigió unas palabras de agradecimiento. Seguidamente Diego también agradeció a los presentes y compartió su testimonio de vida. Después los jóvenes agustinos recoletos (JAR) cantaron la versión portuguesa de: “Ante omnia”, canción del cantautor agustino recoleto José Manuel González Durán. A continuación, mientras el pueblo cantaba “Parabéns pra você”, los monaguillos entraron con un pastel.

La bendición solemne cerró el bello acto litúrgico, al que sucedió un piscolabis de confraternización ofrecido por la comunidad en los jardines de la iglesia.

Diego Méndez Granados, de 33 años de edad y natural de Costa Rica, llegó a Manaos en julio del 2015. Desde esta fecha, combinó sus estudios, primero de Teología y ahora de psicología, con el trabajo pastoral, dedicándose principalmente a la orientación vocacional, acompañamiento de los grupos de jóvenes y la formación de los laicos, y desarrollando junto a sus hermanos de comunidad una ardua labor en una parroquia considerada una de las más vivas y activas de la arquidiócesis de Manaos.




¿Y tú que opinas?

menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.