español português english email
XVII Aula Agustiniana de Educación
Grupo de profesores de Chiclana, Valladolid y Zaragoza a la entrada del colegio San Agustín de Madrid


XVII Aula Agustiniana de Educación
28-01-2010 España
Cerca de 500 docentes se dan cita en Madrid para reflexionar en la XVII Aula Agustiniana de Educación sobre la competencia espiritual los días 23 y 24 de enero.
El fin de semana del 23 y 24 de enero cinco profesores del colegio San Agustín de Valladolid, dos del colegio San Agustín de Chiclana de la Frontera y cinco del colegio Romareda de Zaragoza, junto con los agustinos recoletos Juan Luis González Ríos, Florencio Juntas y Fernando Martín participaron en la XVII Aula Agustiniana de Educación cuyo lema era: “Profesores competentes”.

Al encuentro formativo asistieron cerca de 500 docentes procedentes de los diversos centros educativos pertenecientes a la Federación Agustiniana Española (FAE).

Competentes en espiritualidad
El tema central de las conferencias fue las competencias básicas, cuestión educativa de gran actualidad. De forma más específica e intensa el trabajo se centró en la novena competencia, o competencia espiritual, cuya raíz más distintiva es la interioridad, rasgo propiamente agustiniano.

En las ponencias se contó con grandes especialistas, como son Miguel Ardanaz y Carmen Pellicer, ambos pertenecientes al Departamento Pedagógico de FERE, y Agustín Alcalde, recientemente elegido Provincial de la Provincia de España de la Orden de San Agustín, gran conocedor del mundo educativo y agustiniano.

Las jornadas comenzaron el sábado a los 9:30 de la mañana con una oración de inspiración agustiniana: “Agustín, maestro de valores”. En ella se tuvo presente, a través de las peticiones, al pueblo de Haití.

El P. Carlos José Sánchez, Provincial de la Provincia Matritense de los agustinos, fue el encargado de la apertura y presentación de esta XVII edición de las Jornadas.

La primera ponencia, a cargo de Miguel Ardanaz, llevaba por título "Las competencias básicas en la Escuela Agustiniana: la competencia espiritual". A través de numerosos ejemplos visuales mostró la importancia de aprender a mirar la realidad con otros ojos, de saber mirar más allá de la realidad como habilidad previa para desarrollar la competencia espiritual.

Del mismo modo señaló como elementos básicos de esta competencia el autoconocimiento, la necesidad de sentido, opciones de vida, la sensibilidad por los valores, relatos unificadores, pertenencia, preguntas por el sentido de las cosas, la admiración y la contemplación.

Un intercambio de opiniones entre los asistentes y el ponente, a raíz de las diversas cuestiones planteadas, puso fin a la primera conferencia. Fue el momento del refrigerio matutino y la tradicional foto de grupo.

La interioridad, puerta de acceso a la espiritualidad
A las 12 se retomaba el trabajo con la segunda ponencia, en este caso a cargo de Carmen Pellicer. El título era “La interioridad como competencia prioritaria”. Comenzó señalando que la competencia espiritual, definida como el aprendizaje fundamental para orientar y comprender la vida, no es algo que se pueda encasillar en el ámbito pastoral, sino que se trata de un patrimonio común a toda la humanidad presente en muchos sistemas educativos de otros países: el bienestar espiritual.

Tras sintetizar los orígenes de la competencia espiritual, abordó la siguiente cuestión: ¿Está el ser humano preparado para una experiencia espiritual? Ante esta cuestión recordó que ésta, como el resto de competencias, necesita una base neuro-biológica. Y al respecto citó diversos estudios experimentales centrados en la búsqueda de una parte del cerebro dedicada y preparada para "lo espiritual".

Finalmente, a partir de la cuestión de si existen “niños espirituales” y cuáles pueden ser los rasgos fundamentales de una inteligencia existencial o espiritual, dejó planteadas las líneas de trabajo por grupos que tendría lugar en la última parte de la mañana.

Cada grupo de trabajo dialogó y exploró estas cuestiones a partir de los cinco grandes indicadores propuestos: apertura al mundo interior, reconocimiento del misterio, comprensión de lo sagrado y valioso, construcción de un sistema de creencias y, por último, la vinculación afectiva.

Tras el parón obligado y necesario para el almuerzo, Carmen elaboró su ponencia titulada “Actividades para el desarrollo espiritual” analizando, matizando y ampliando las conclusiones de los diferentes grupos de trabajo y compartiendo parte de su experiencia educativa en esta competencia.

Como conclusión a su exposición recordó que las competencias van encaminadas a dibujar un perfil de persona que desde nuestros centros educativos cristianos y agustinianos queremos conseguir. Y que uno de los sentidos más profundos de la competencia espiritual es la de formar hombres en vela, formar personas inquietas.

En esta línea, y como colofón, citó dos frases de san Agustín que mueven nuestra labor educativa y todo corazón humano: “Conocerse, aceptarse y superarse”, y “Tú, Señor, nos hiciste para Ti, y nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en Ti”.

El resto de la tarde fue aprovechada por los participantes para descansar y disfrutar de la oferta cultural y turista de Madrid.

En la escuela de San Agustín
La jornada dominical dio comienzo con la eucaristía a las 9:30 presidida por Isidro de la Viuda, actual presidente de FAE. Concelebraron numerosos religiosos agustinos y agustinos recoletos. En su homilía destacó los tres grandes pilares de la espiritualidad agustiniana que deben estar presentes en toda pedagogía propia: la interioridad, la comunidad y la libertad.

La última ponencia corrió a cargo de Agustín Alcalde. El título fue: “Criterios pedagógicos en la escuela agustiniana”. El recientemente electo Provincial de la Provincia de España ofreció una visión práctica de la aplicación de la Regla de san Agustín al ámbito educativo y a “la profesión sagrada de ser educador”.

Vivir una comunidad educativa, aprender a conocer a lo largo de la vida, actuar con gran respeto a los otros y con responsabilidad personal, desarrollar una metodología de diálogo y evaluar con los propios criterios pedagógicos agustinianos fueron los criterios fundamentales que propuso desde su dilatada experiencia en este terreno como focos teóricos que deben direccionar y organizar la enseñanza agustiniana.

Carlos Morán, provincial de la Provincia agustina de Filipinas, fue el encargado de clausurar esta décimo séptima edición del Aula Agustiniana de educación. En su intervención recalcó la gran sensibilidad y motivación que debe mostrar todo buen educador de nuestros centros por esta competencia espiritual con profundas resonancias agustinianas: “Desde la interioridad el hombre se abre al misterio".

Terminó agradeciendo a los organizadores el gran trabajo realizado y emplazó a todos a acudir a la próxima edición de este clásico encuentro de docentes agustinianos.



¿Y tú que opinas?

menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.