espaol portugus english email


Índice

La persona

El religioso

El historiador

La obra: Historia de los Agustinos Recoletos




¿Y tú que opinas?

Ángel Martínez Cuesta: 50 años de historiografía moderna en la Orden de Agustinos Recoletos
» El horizonte desde la atalaya del investigador «
Abril 2016

Pedro Corro.

La obra: Historia de los Agustinos Recoletos
¿Cuándo y cómo surgió la idea de escribir la Historia de los Agustinos Recoletos?

El deseo de contar con un manual de historia la Orden que respondiera a las aspiraciones actuales es bastante antiguo. Es una aspiración que se repite a lo largo de la historia. Todas las generaciones desean una historia «actual», que les cuente el pasado de su nación, de su región, de su grupo social o de su comunidad religiosa desde su propia sensibilidad, desde sus ideas y preocupaciones.

En nuestro caso esta aspiración general fue potenciada por la evidente insuficiencia del único Manual disponible, el Compendio del padre Pedro Corro (1930). El mismo Corro era consciente de sus límites y solo se decidió a mandarlo a la imprenta porque, en palabras suyas, otros más capacitados no se habían decidido a satisfacer esa evidente necesidad de la Orden.

Creció a medida que los documentos exhumados por el padre Jenaro (1955-1974) fueron evidenciando la pobreza de nuestras publicaciones antiguas y la posibilidad de ofrecer algo más completo y adherente a la realidad. También influyó la sensibilidad histórica de algunos superiores. Estuvo ya presente en la fundación del Instituto Histórico (1957) y en mi llamada a Roma (1962).

Aunque no pueda aducir un documento oficial que lo testifique, estoy en condiciones de afirmar que ese era el deseo secreto de los superiores. Más de una vez me lo manifestó el padre Jenaro, entonces presidente del Instituto y máximo artífice de la renovación de nuestros estudios históricos. Quería que adquiriera una esmerada formación histórica para poder emprender la obra con ciertas garantías de éxito. Lamento haber defraudado sus esperanzas.

Anímicamente tardé años en asimilar el encargo. Mis exigencias técnicas eran diversas de las suyas y durante años no consideré posible la realización de una obra que requería investigaciones por numerosos archivos y bibliotecas. El archivo general era muy pobre, sin apenas documentación anterior al siglo XIX, y la biblioteca de la curia general solo contenía libros relativamente recientes.

La antigua Historia General, conocida entre nosotros con el entrañable nombre de Crónicas, tiene finalidad, metodología y, también, extensión distinta. Conserva todo su valor y sigue siendo insustituible. Yo la concibo como el depósito de la memoria colectiva de la orden, en el que queda recogido y encuentra una primera ordenación cuanto ha contribuido de un modo o de otro a formar la identidad común.

En ella encuentran cabida datos, biografías y anécdotas que una historia sistemática no puede reseñar, pero que tampoco puede ignorar sin peligro de falsear el sentido de cuanto trata de explicar. Un depósito al que se puede acudir siempre que se quiere conocer, con algún detalle un hecho concreto, los condicionamientos de una determinada situación, la trayectoria biográfica de un religioso determinado, etc.

Ese depósito puede estar mejor o peor ordenado, presentado con más o menos elegancia, con una trabazón interna más o menos lograda… Lo que realmente se espera de ella y de lo que no puede prescindir nunca es de un cierto afán de exhaustividad, de legar a la posteridad cuantos más detalles pueda…

En cambio, al autor de un manual se le pide que, tras reflexionar sobre esos datos, presente un relato ajustado a la realidad y significativo para sus potenciales lectores.


  • Tarjeta de investigador del Archivo Secreto Vaticano de Jenaro Fernández.

  • Portada de las Crónicas.

  • Ángel Martínez Cuesta.




La obra: Historia de los Agustinos Recoletos
¿Se diseñó entonces un plan de trabajo?


menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.