espaol portugus english email


Índice

La persona

El religioso

El historiador

La obra: Historia de los Agustinos Recoletos




¿Y tú que opinas?

Ángel Martínez Cuesta: 50 años de historiografía moderna en la Orden de Agustinos Recoletos
» El horizonte desde la atalaya del investigador «
Abril 2016

Centro jesuítico de San Cugat del Vallés (Barcelona).

Archivo de Propaganda Fide en Roma.

El historiador:
¿Cómo ha sido tu relación con tus colegas historiadores y sus obras?

El contacto con otros colegas es siempre útil. Puede abrir puertas y ahorrar muchas idas y venidas. A veces en las conversaciones informales con ellos surgen ideas, indicaciones y sugerencias que quizá no conducen a nada concreto, pero que dejan en el ánimo una inquietud o una posibilidad de investigación. Otras, la diversidad de opiniones y actitudes se transforma en proyectos concretos, que uno ignora a quién atribuir.

Para mí el contacto más útil fue el padre Batllori. Él me abrió de par en par el archivo jesuítico de San Cugat del Vallés con la riquísima colección filipina allí reunida a principios del siglo XX por el padre Pablo Pastells. En los archivos y bibliotecas públicos esos contactos son también útiles, pero no necesarios. Según va avanzando la investigación se va conociendo al personal del archivo y siempre se encuentra alguien con quien se sintoniza y a quien se puede acudir con confianza.

No he sido nunca frecuentador asiduo de congresos, ni he mantenido relaciones especiales con grandes maestros. He conocido algunos, pero sin recibir de ellos luces especiales. Durante los primeros años mi residencia en Roma, donde no abundaban los investigadores de temas filipinos, fue un hándicap casi insalvable. Apenas pude contactar con Jesús Cavanna, un paúl estudioso de Rizal.

La situación cambió al comenzar las investigaciones sobre la Orden. De repente la escasez de «maestros» se convirtió en abundancia. Entré en contacto con investigadores de varias órdenes. Recuerdo especial guardo del padre Franco Díaz de Cerio, mi profesor de filosofía de la historia y por aquellos años guía de cuantos españoles nos acercábamos al archivo Vaticano. Alguna relación mantuve con Josef Metzler y Willi Henkel, directores, respectivamente, del Archivo Secreto Vaticano y del de Propaganda Fide. Más familiar y frecuente fue el trato con religiosos agustinos: Balbino Rano, Carlos Alonso, Isacio Rodríguez, Manuel Merino

Si se exceptúan los organizados por la Orden, he participado en pocos congresos. Puedo contarlos con los dedos de las manos. Además de las reuniones en Roma con el Instituto Histórico de los Agustinos, recuerdo un par de ellos en León dedicados a la vida religiosa en España e Iberoamáerica, otro misional de carácter interconfesional en Huelva, otro en Aránzazu sobre la vida religiosa en el País Vasco, otro en Valladolid sobre temas filipinos y otro organizado por la Universidad Autónoma de Madrid en Alcázar de San Juan sobre la religiosidad de la sociedad española de los siglos XVI y XVII con motivo del Año Teresiano.

En todos he encontrado estudiosos ya conocidos por sus escritos, con los que siempre me ha sido fácil contactar e intercambiar ideas. Entre otros recuerdo a los agustinos Adolar Zumkeller y John Gavigan, y a Antonio Linage y Patricio Hidalgo, con quienes todavía mantengo relación de amistad. Últimamente he mantenido alguna relación con un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, dirigidos por el catedrático José Martínez Millán.


  • Archivo General de los Agustinos en la Vía Paolo VI del Vaticano.

  • Patricio Hidalgo.

  • José Martínez Millán.


Testimonio: Gabriele Ferlisi
Prior General de los Agustinos Descalzos.

Conozco al padre Ángel desde hace muchos años, de mis tiempos de estudiante en la universidad Gregoriana de Roma, donde también él estudió llegando a doctorarse en historia eclesiástica. Por diversos motivos hemos residido prácticamente toda la vida en Roma, manteniendo siempre una relación verdaderamente hermosa, marcada por la estima, el respeto, la fraternidad y la amistad.

Gabriele Ferlisi.

Gabriele Ferlisi fue escogido prior general de los Agustinos Descalzos en 2011.

Sobre su valía y seriedad profesional como historiador, universalmente reconocidas así como sobre su incondicional entrega y tenacidad en sacar adelante una cantidad enorme de trabajo, me limito a decir que comparto cuantas cosas hermosas se pueden escribir de él.

Lo que me agrada subrayar es el rol de mediación que ha desempeñado entre nosotros los Agustinos Descalzos, los Agustinos Recoletos y la Orden de San Agustín. Ha sido un rol de gran sabiduría y equilibrio, porque en aquellos años conciliares del Vaticano II, atravesados por ideas y tentativas desestabilizantes, él nunca dijo nada que alimentase verdaderas o presuntas posiciones conflictivas. Su parecer, requerido por otra parte, porque no buscaba manifestarse, era siempre moderado, objetivo, auténtico, respetuoso. Estudioso honrado, no se arriesgaba a hacer juicios aventurados; agustiniano de verdad, vivía lo que enseñaba; y así ha proseguido siempre hasta ahora.

Siempre que se le pedía colaborar en nuestra revista “Presenza Agostiniana”, lo hacía con mucho gusto. Ha participado en diversos cursos de formación permanente, organizados por nuestro Secretariado para la formación y los estudios, ayudándonos a contextualizar mejor el periodo histórico eclesial de los principios de la Reforma; ha hecho de mediador para que también otros agustinos recoletos hayan colaborado; ha manifestado y continúa manifestando su alegría y su aprecio por aquellas iniciativas pastorales, vocacionales y culturales que, en nuestra pequeñez, los Agustinos Descalzos hemos promovido en Italia, Brasil y Filipinas.

Sí, me siento un agraciado de conocer y mantener amistad con Ángel Martínez Cuesta, un verdadero hermano, amigo y testigo de vida y de los valores agustinianos, hombre de cultura y espiritualidad, religioso de paz y de mesura. Para nosotros, los Agustinos Descalzos, ha sido y sigue siendo un don del Señor, una ayuda preciosa en nuestra vida, punto de referencia para cualquier cosa que necesitamos. Todos te estamos agradecidos. Ángel, gracias de corazón.



menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.