espaol portugus english email


Índice

La persona

El religioso

El historiador

La obra: Historia de los Agustinos Recoletos




¿Y tú que opinas?

Ángel Martínez Cuesta: 50 años de historiografía moderna en la Orden de Agustinos Recoletos
» El horizonte desde la atalaya del investigador «
Abril 2016

La publicación de la biografía y el epistolario de San Ezequiel Moreno han acercado a Ángel Martínez Cuesta a una de las personas que más han influenciado su vida personal y profesional: San Ezequiel Moreno.

Dizionario degli Istituti di Perfezione, obra en la que ha colaborado con asiduidad Ángel Martínez Cuesta.

El historiador:
¿Cuáles han sido las influencias más importantes que has recibido en cuanto a la investigación historiográfica?

Siempre me he dejado llevar demasiado por mis aficiones. Soy un lector asiduo, sobre todo, de libros de historia de España y de la Iglesia. Leía cuanto caía en mis manos, sin criterio ni orientación definida. Me devoraba el ansia de saber. Ni en Marcilla ni en Roma me sentí ligado a ningún profesor, al menos conscientemente. Durante años leía lo que me gustaba, sin pensar demasiado en su utilidad.

Por fortuna, en el curso del doctorado encontré un profesor que me sedujo. Fue el padre Miguel Batllori (1909-2003), hombre de cultura enciclopédica, de mente abierta y amigo de la historia total. Sus clases no eran ningún modelo de orden. A muchos les parecía que no seguía esquema alguno, que divagaba de continuo y se perdía en cuestiones que no venían al cuento. En una de nuestras largas conversaciones posteriores me confesaría que el orden y el esquematismo los dejaba para los profesores de primaria y secundaria. La universidad debía abrir horizontes y mostrar la complejidad de la vida.

A mí me encandilaba su cultura, su facilidad para hilvanar y coordinar acontecimientos y su familiaridad con la historia civil. Su magisterio favoreció mi innata curiosidad y retrasó mi dedicación a la historia de la orden, pero, en conjunto, sigo considerándolo muy positivo. Quizá en los últimos años lo he orillado demasiado. Empleo la palabra orillar en recuerdo agradecido a su magisterio. Desde el cielo él sabrá a qué me refiero.

Otro hito importante en mi paulatino acercamiento cordial a la historia de la Orden fue mi encuentro con san Ezequiel Moreno. A partir de ese momento, el santo comenzó a constituir el centro de mis intereses. Todas mis lecturas y proyectos tenían ya una relación más o menos directa con él. Ahora pasó a ocupar el centro de mi vida y de mis intereses.

Los estudios sobre el movimiento recoleto en el siglo XVI o las monjas americanas, recoletas y no recoletas, hunden la raíz en conversaciones informales con el director del Dizionario degli Istituti di Perfezione, quien incluso habría querido que les diera forma de libro independiente. Él se encargaría de publicarlo. Para esas fechas ya estaba plenamente comprometido con mi tarea dentro de la Orden y decliné la oferta.







Página web oficial del Dizionario degli Istituti di Perfezione.

Testimonio: Giancarlo Rocca • Coeditor
Dizionario degli Istituti di Perfezione
Roma

Ángel Martínez Cuesta es una persona modesta, sencilla y tranquila, pero especialmente destaco su humildad: porque esa sencillez esconde a primera vista su sabiduría, grande como el océano, con un dominio absoluto de los asuntos con los que hemos tenido que lidiar juntos.

Él ha elaborado varias voces del Diccionario de los Institutos de Perfección. Comenzó con pequeñas colaboraciones; pero, cuando le pedimos que se hiciera cargo de voces bastante más complicadas, comprendimos la magnitud de sus conocimientos sobre los procesos históricos.

De hecho, su colaboración no se ha centrado exclusivamente en el entorno de su familia religiosa, sino mucho más allá, en el estudio de ciertos fenómenos de la vida consagrada en toda la Iglesia. Así, una vez que conocimos ese dominio de la situación que le caracteriza, pensamos en él para voces mucho más generales. Algunas, finalmente, se quedaron fuera, como ocurrió con la voz “Filipinas”, porque cuando encontramos en él a la persona adecuada para elaborarla ya era tarde, debido al orden alfabético de producción que estábamos obligados a seguir.

Finalmente la colaboración de Ángel en el Diccionario se ha hecho imprescindible. Ha hecho voces sobre naciones y grupos de naciones (América Central, Costa Rica, Cuba, Guatemala, Panamá, República Dominicana) y algunos acontecimientos históricos (Concilio Plenario de América Latina, Visitas Reales a los monasterios de España y Filipinas); y ha ajustado, corregido, añadido o completado la sección bibliográfica en muchas otras. Su voz sobre las monjas y monasterios femeninos de América Latina es utilísima y todo un ejemplo del quehacer historiográfico. El hecho de no haberse dedicado a la enseñanza formal desde una cátedra o en algún curso continuado le ha dado la capacidad de centrarse en la investigación y en la colaboración con nosotros.

Creo que las voces “América”, “Magdalenas” y “Recolección” son ejemplos de su enorme talla como historiador y conocedor de la vida consagrada en el mundo. Finalmente ha participado en más de 30 voces con una visión de conjunto que difícilmente podemos encontrar en otros historiadores. Somos conscientes de las horas de lectura, reflexión y composición de lugar que todo ello ha supuesto. Y también de los innumerables viajes a los lugares de protagonismo histórico de su Orden y a múltiples archivos en todo el mundo, gracias a la posibilidad que le ha dado la Orden para permitirle esas visitas.



menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.