espaol portugus english email


Índice

La persona

El religioso

El historiador

La obra: Historia de los Agustinos Recoletos




¿Y tú que opinas?

Ángel Martínez Cuesta: 50 años de historiografía moderna en la Orden de Agustinos Recoletos
» El horizonte desde la atalaya del investigador «
Abril 2016

Alfonso Gallegos.

Mariano Gazpio, durante su época de misionero en China.

El religioso:
¿Qué evolución histórica se espera de las estructuras tradicionales, como una orden religiosa, en nuestra época?

Las personas hoy quieren menos ideas y más testimonio, menos teorías y más prácticas, libertad individual y de pensamiento por encima de estructuras, coherencia frente a rigidez de normas. Son aspiraciones nobles que aparecen periódicamente en la historia de la humanidad y con las que también la Iglesia ha tenido que vérselas en diversas etapas de su caminar por este mundo.

Son ideas atrayentes y, a veces, fecundas, fáciles de compartir y dignas de ser promovidas. Pero con frecuencia adquieren tonos desmesurados o utópicos, que las impiden cuajar en proyectos concretos. Ninguna idea prospera o, al menos, se perpetúa si no se la institucionaliza.

¿En qué habría quedado el carisma de san Francisco si san Buenaventura no lo hubiera trasvasado a un texto constitucional? ¿O qué suerte habría corrido el proyecto ignaciano sin la cuidada y lenta reelaboración a que fue sometido a lo largo de los años?

Las estructuras son buenas. Proporcionan estabilidad y sirven de cauce a las interacciones sociales. El problema puede surgir en el momento de institucionalizar la idea, porque entonces se corre el peligro de deformarla o incluso de traicionarla, y también cuando la institución se perpetúa más de lo debido, cuando ya ha perdido vigencia.

La Iglesia y las órdenes religiosas saben mucho de la pervivencia de estructuras caducas. De ahí la necesidad de evaluarlas con cierta periodicidad.

Dicho esto, no me cabe duda de que caminamos hacia un sociedad que al menos durante algunos decenios seguirá exigiendo mayor consideración a la libertad personal. La afirmación de esa tendencia planteará nuevos retos a la vida común, que solo encontrarán solución en una educación que muestre los valores de la vida común y promueva el desasimiento personal, la ascesis cristiana y la belleza de la vida común.

La Orden ha padecido de falta de modelos, testimonios de la historia que ayuden hoy a enfrentarnos a nuestros retos. Durante siglos carecimos de santos y beatos. Hasta la segunda mitad del siglo XIX ningún recoleto había alcanzado el honor de los altares. Hoy tenemos religiosos beatificados y canonizados, pero su vida sigue marginada, sin ejercer un influjo significativo en la nuestra.

En la actualidad tienen iniciado su proceso de canonización cuatro religiosos de nuestros días que, dada la diversidad de su temperamento y de sus ocupaciones, pueden servir de modelo en nuestros principales campos de acción.

Alfonso Gallegos fue párroco del barrio más conflictivo de Los Ángeles en momentos de máxima tensión social; Ignacio Martínez y Mariano Gazpio trabajaron en las misiones con celo y ánimo esforzado; Jenaro Fernández supo aunar la dedicación al estudio con el servicio a los más menesterosos. En el siglo XIX brilló la figura del padre Gabino Sánchez, hombre de gobierno, experto director de almas y, sobre todo, amante de la orden y custodio de sus mejores tradiciones espirituales.




  • Ignacio Martínez, a la izquierda de la foto, visita una cauchería en la misión de Lábrea, Amazonas, Brasil.

  • Jenaro Fernández, primero por la derecha, con el presidio Mater Consolationis de la Legión de María en una reunión ante la iglesia de San Giovanni dei Fiorentini.

  • Gabino Sánchez.




menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.