español português english email
Índice
Misioneros por necesidad
Misioneros por ley

Misioneros por herencia
El siglo XIX
El siglo XX

Misioneros hoy
Zonas misionales
Diócesis de Shangqiu (Henan, República Popular China)

Ministerios misionales
Jerónimo Seripando, prior general de la Orden de San Agustín.

Los primeros agustinos en México. Iglesia de San Agustín, Guadalajara, México.

Convento agustino de San Juan Bautista de Yecapixtla, Morelos, México.
Misioneros por herencia
El caldo de cultivo de las misiones
Cuando los europeos salieron al encuentro de pueblos de lejanas tierras durante el siglo XVI, la Iglesia escuchó la llamada para llevarles la fe cristiana. Los agustinos estuvieron entre los primeros evangelizadores en América Latina, África y Asia.

En 1533, siete religiosos de la provincia de Castilla de la Orden de San Agustín (la misma de la que nacería la Recolección cincuenta años después) salieron desde Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) rumbo a México. El prior general de los agustinos, Jerónimo Seripando, animó la empresa: “Con Cristo vosotros no debéis desear nada más que la salvación de las almas por las que Él tuvo sed en la cruz”, les dijo.

En 1562 había en México más de 50 casas de los agustinos con unos 300 religiosos. Viajando a pie, los frailes aprendieron las lenguas locales e imprimieron catecismos. Abrieron centros de acogida y cuidaron de los enfermos de sus zonas de acción. Fundaron nuevos poblados, construyeron acueductos, abrieron escuelas, iniciaron el comercio, importaron árboles frutales y legumbres de Europa, enseñaron a plantar trigo y aumentar los cultivos de cereales; en sus iglesias y monasterios formaron artistas y artesanos locales, y catequizaron, bautizaron, fueron los primeros misioneros en dar comunión a los indios y les inculcaron las prácticas sacramentales.

A partir de 1577 no fue necesario solicitar religiosos de España, pues abrieron sus casas a las vocaciones locales. En 90 años habían extendido sus actividades misioneras por México, Perú (1551), Ecuador (1573), Colombia y Venezuela (1575), Chile (1595), Cuba (1608), Guatemala (1610), Panamá (1612) y Argentina (1626).

En 1565 abrieron la ruta del Pacífico hacia Filipinas, gracias a los trabajos del religioso navegante Andrés de Urdaneta. Los Agustinos fueron la única orden religiosa presente en Filipinas durante 15 años. En 1584 abren la ruta hasta Japón.

Los primeros recoletos surgieron en un momento de máxima actividad misionera en la Orden de San Agustín, y bebieron de estas fuentes. Los agustinos más cercanos a los valores de la Recolección y ligados a su nacimiento fueron animadores y promotores de las misiones. Fue un caldo de cultivo que propició que la Recolección Agustiniana, desde el primer momento, estuviese firmemente unida a la tarea misionera.

Tres “antecesores” de la Recolección tienen en común iniciativas misioneras. Tomé de Jesús permaneció durante años en las cárceles de Marruecos de manera voluntaria para atender a los cautivos; Alonso de Orozco se embarcó para las misiones de México, y sólo un fuerte agravamiento de su artritis le hizo volver a la Península Ibérica desde Canarias; y Tomás de Villanueva, como provincial, envió dos misiones a México, que promovió cuanto pudo y a las que envió a no pocos de sus discípulos.


  • Convento agustino de Ixmiquilpa, Hidalgo, México.


    Santo Tomás de Villanueva. Villanueva de los Infantes, Ciudad Real, España.


    Santo Tomás de Villanueva. Iglesia de Santa Rita, Madrid, España.

  • San Alonso de Orozco. Calzada de Oropesa, Toledo, España.


    San Alonso de Orozco. Juan Barba. Convento de los Agustinos Recoletos, Marcilla, Navarra, España.


    San Alonso de Orozco. Rafael Nieto. Madrid, España.

  • Fray Luis de León. Colegio Santo Tomás de Villanueva, Salamanca, España.


    Fray Luis de León. Cuenca, España.


    Fray Luis de León. Grabado. Salamanca, España.






¿Y tú que opinas?

menu portada noticias reportajes agenda documentos nosotros material gráfico misiones escribenos intranet Entra y verás
Agustinos Recoletos. Provincia de San Nicolás de Tolentino. Paseo de la Habana, 167. 28036 -Madrid, España. Teléfono: 913 453 460. CIF: R-2800087-E. Inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, número 1398-a-SE/B. Política de privacidad.
Búsqueda.